×
Norma Alvarado
Norma Alvarado
ver +
Lic. Norma V. Alvarado Martínez / [email protected] / Twitter: @NORMAVALVARADO / Facebook: Norma Alvarado. / Estudio Ciencias de la Comunicacion, es catedratica en la Universidad Autonoma del Noreste y en la Universidad Vizcaya de las Americas.

" Comentar Imprimir
17 Junio 2018 04:00:00
¡Minas de carbón!
Hoy comentaré sobre un tema que me encanta: “Las minas de carbón”. Este tema por demás interesante me trae hermosos recuerdos ya que soy originaria de la villa de Las Esperanzas, Coahuila, pueblo orgullosamente minero, establecido en pleno corazón de la veta más grande de carbón subituminoso y ya que hablamos de regiones les diré que:

Coahuila cuenta con importantes yacimientos de carbón localizados en dos regiones:
1.- La región carbonífera comprendida por los municipios de Múzquiz, San Juan de Sabinas y Sabinas, en esta zona se explota básicamente carbón del tipo metalúrgico, utilizado en la producción de acero.
2.-El área de Río Escondido, comprendida por los municipios de Piedras Negras y Nava que genera carbón térmico utilizado en la generación de electricidad. Los depósitos de carbón se pueden extraer a través de dos sistemas: Minas subterráneas y minas a cielo abierto también conocidas como tajos. A diferencia de las subterráneas, los tajos se desarrollan en la superficie del terreno cuando las capas de carbón se encuentran a menos de 60 metros de profundidad.

Entonces, como soy de Esperanzas, Ranch…crecí viendo a los trabajadores que esperaban en la esquina de mi casa para abordar el camión de las 6:30 a.m. que indicaba que laborarían en el turno de primera, y a eso de las 2:30 p.m. regresaban con sus ropas sucias y sus ojos finamente delineados de negro. Obviamente casi el 95% de los pobladores de mi terruño eran mineros, incluyendo a mi padre que laboraba en la coquizadora.

SÍ, ya seeee, ahí te va… coquizar es cuando se obtiene carbón coque a partir de la hulla. Me encantaba ir a la compañía Hullera Mexicana por mi papá, pues desde lejos podía observar los hornos gigantescos donde destilaban la hulla para obtener carbón coque, que después enviaban a Altos Hornos de México.

Quién iba a decir que a la vuelta de algunos años, en un trabajo ya en serio, percibiría mi primer sueldo de una empresa dedicada a la extracción de carbón: Minera Carbonífera Río Escondido. MICARE, por sus siglas, me dio la oportunidad de aprender cosas sumamente interesantes sobre el tema que hoy nos ocupa.

A los tres días de haber entrado a trabajar, bajé a la mina I en una telesilla (valga la comparación es como una silla voladora de las que hay en las ferias), la cual me transportó por el tiro inclinado hasta la plataforma y de ahí caminé casi 3 kilómetros por túneles, en su mayoría sin iluminación. La temperatura ahí en las entrañas de la tierra es aproximadamente de 21 grados centígrados, la excelente ventilación te permite respirar perfectamente, como si estuvieras en la superficie. ¿A poco no se te antoja visitar una mina subterránea? Los tajos son hermosos, lástima que acaben con el agua, ¡ups! Pero, esa es oooootra historia.

Mi trabajo consistía en grabar videos y tomar fotografías de los diferentes equipos que se utilizan en la excavación y extracción del carbón para después capacitar al personal de la empresa. En esa ocasión fui hasta la “frente larga”, la cual era una máquina compuesta por 135 ademes caminantes, llamados así por la peculiaridad de caminar y sostener el techo de la mina y al mismo tiempo cortar la veta de carbón para inmediatamente depositarlo en una banda transportadora que lo llevaría hasta la pila almacenadora y de ahí hasta la planta lavadora. (La banda tenía una longitud aproximada de 16 kilómetros).


De la región carbonífera y Río Escondido se surte de carbón a las 2 termoeléctricas: La López Portillo y Carbón II, las cuales generan el 10 % de la energía eléctrica requerida por el país. ¡Me falta mucho por comentar, pero se acabó el espacio! ¡Les deseo el mejor de los domingos… ¡abrazote de oso!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2