×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 [email protected]

" Comentar Imprimir
22 Diciembre 2017 04:00:00
¡Misil de Anaya contra Meade!
¡Arrancó la Guerra Sucia!

Curioso que aún no inician las campañas formales, aún estamos en las precampañas –y no existen legalmente los candidatos presidenciales–, y el PAN de Ricardo Anaya ya arrancó la guerra.

Y no, no es una guerra contra Morena y menos contra el puntero presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

No, la guerra que inició Ricardo Anaya y sus leales es contra José Antonio Meade, contra el PRI y contra Manlio Fabio Beltrones. Es decir contra Peñas Nieto y todo su Gobierno.

Por eso, todo indica que la alianza PAN, PRD y MC pretende combatir al colero, antes que pelear con el puntero. Dicho de otro modo, está claro que Ricardo Anaya busca polarizar la contienda entre el frente que encabreza su gemelo de ultraderecha, la Morena de AMLO.

Pero también es evidente que no vemos al frente de los guerreros panistas a Ricardo Anaya, el abanderado del “frente”. No, lo cierto es que a manera de “cuello de ganzo” Anaya utiliza al más “morenista” de los panistas, al Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, para encaberzas las hostilidades contra Peña Nieto, su candidato y su partido, el tricolor.

Y también por eso se armó la escandalera por un supuesto desvío de recursos públicos –no probado y menos documentado–, que quiere ser presentado como cosa juzgada.

Pero vamos por partes.

El escándalo de hoy es por la supuesta transferencia de recursos públicos del gobierno priista del entonces César Duarte, en los tiempos de la presidencia tricolor de Manlio Fabio Beltrones. El escándalo es un montaje de diseño, es decir, un misil preparado cuiddosamente y con anticipación.

¿Lo dudan?

1.- Hace seis meses el “fiscal carnal” de Javier Corral, César Augusto Peniche, le otorgó la calidad de “testigo protegido” a uno de los supuestos operadores del entonces presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien habría atestiguado una transferencia millonaria a favor del PRI, desde el gobierno de César Duarte.

2.- La “información” y la implicación contra el PRI de Beltrones y contra la Secretaría de Hacienda de José Antonio Meade, se mantuvo en reserva hasta hace pocos días. ¿Por qué?

3.- Porque hasta hoy esa “información” era de utilidad. Por eso, una “mano amiga” filtró la “información” al periódico preferido de López Obrador. Y no, no nos referimos a La Jornada. En realidad hablamos del diario Reforma.

Por eso, el escándalo no se hizo esperar y el PAN de Anaya y sus corifeos la emprendieron contra Beltrones, contra Meade y contra el PRI.

5.- Las respuestas no se hicieron esperar: Beltrones mandó a decir “que no conocía al testigo protegido que lo implicaba”, mientras que la dirigencia del PRI exigió pruebas de los dichos.

6.-Curiosamente, cuando el escándalo crecía, el gobernador Javier Corral negó la veracidad de dicha información. Dejó ver que era una especulación.

7.- Sin embargo, horas después de que el Gobernador de Chihuahua negó la versión, su “fiscal carnal” realizó la detención del más cercano colaborador de Manlio Fabio Beltrones, Alejandro Gutiérrez, quien supuestamente habría sido el operador del desvío de recursos del Gobierno de Chihuahua al PRI.

8.- Lo simpático es que una especulación producto de un supuesto “testigo protegido” fue motivo de un gran escándalo, a pesar de que no hay una sola prueba y de que, otra vez, todo se basa sòlo en los dichos de un testigo protegido, al que un “fiscal carnal” colocó a modo.

9.- Peor aún, frente al escándalo en redes socaiales –que son el vehículo preferido para lanzar el misil engañabobos contra Meade–, la respueta del PRI, de su candidato y del propio Beltrones ha sido pobre, lenta y sin la eficacia que muchos podrían suponer.

10.- Queda claro que las redes sociales alimentadas por las destrucdtivas “fake news” serán el combustible de la guerra que veremos en la contienda presidencial de 2018. Es un hecho que la guerra sucia será a través de las redes, esas matonas armas de destrucción masiva.

Sin embargo, lo verdaderamente simpático es que frente a una sociedad a la que se condicionó para el odio al Gobierno saliente, el PAN de Ricardo Anaya, el PRD de Alejandra Barrales y la Morena de AMLO –además de sus comparsas–, podrán cometer toda clase de raterías y atropellos, pero la sociedad perdonará esas raterías.

Pero una “fake news” todos se la comerán sin digerir, como si comieran y disfrutaran paladear los sapos y las serpientes.

Lanzaron el primer misil contra Meade. ¿Será Mortal?

Al tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6