×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
21 Mayo 2019 03:25:00
Misterios de la sala oscura o soñar fuera del cine
Por Elí Vázquez

Misterios de la sala oscura, ensayos sobre el cine y su tiempo es el primer libro de la crítica de cine Fernanda Solórzano. Un libro de ensayos, publicado por la editorial Taurus, sobre ocho películas memorables e imprescindibles para cualquier cinéfilo. La Naranja Mecánica, El último tango en París, El Padrino, Matrix, El Exorcista, Tiburón, Forrest Gump y Taxi Driver. Más allá de los filmes en sí, habla de los alcances y efectos que tienen las imágenes en movimiento más allá de las salas oscuras. Más allá del ojo y de nosotros mismos. El impacto verdadero del séptimo arte en nuestro día a día y en la cultura en general. Él porque es tan importante. “Fuera de la luz de la pantalla, a una película se adhieren las reacciones de quienes la comentan, el arduo trabajo de sus realizadores, los aspectos técnicos, financieros, burocráticos, políticos y sociales” nos dice Fernanda Solórzano. La obra está compuesta por ocho ensayos escritos con una estructura similar, pero efectiva fórmula y un estilo de análisis interesante. Cada uno parte de una película e ilustra varios datos y observaciones que se desarrollan de forma cuidadosa y narrativa a la vez. Enlista curiosidades y algunos hechos polémicos alrededor de los filmes seleccionados para darnos un contexto histórico y social de las películas. Por ejemplo, Solórzano nos contextualiza sobre el asesinato y violación de una mujer en Inglaterra por un grupo de hombres vestidos de blanco, con un atuendo muy parecido a los “Droogs”. Una pandilla encabezada por Alex DeLarge, un joven que disfrutaba la violencia y que junto con sus “Droogss” cometían actos similares en “La Naranja Mecánica”. Todo esto para cuestionarnos si el cine genera más violencia en el mundo o si la violencia de nuestra sociedad es la que alimenta al séptimo arte, pero necesitábamos a un director como Stanley Kubrick para abordar el tema del “pandillerismo juvenil” de forma directa y darnos cuenta de que lo que vemos en la pantalla es una espejo de la realidad.

Los texto que conforman el libro se enfocan en “el cine y en su tiempo”, no sólo plantean hablar de las películas elegidas y su entorno, sino el cine como forma de expresión artística y producto de consumo que está sometido a múltiples factores externos. No es un libro de análisis o técnica cinematográfica, sino un libro de los efectos del cine en nosotros como sociedad y sobre lo qué inspiró la creación de ese mismo cine.

Los ensayos meditan, a través de las películas, de diversos temas como la violencia, el sexo, los ciencia y tecnología, y sus implicaciones políticas y sociales de una forma directa y entretenida.

Aplaudo también la selección de los filmes por parte de Fernanda Solórzano por ser películas de la canasta básica de quienes disfrutamos del cine. Dándole su lugar al cine popular y la trascendencia cultural que innegablemente tiene en nuestra sociedad. Incluso las anécdotas y la mayoría de los involucrados en ellas, podrían no ser tan ajenas al espectador casual. Lo cual permite que el libro sea bastante accesible para el lector en general.

Es un libro de ensayos bastante recomendable que no tiene un rigor teórico porque no lo necesita, pero que invita a valorar la tradición de asistir a una sala de cine, de imaginar sobre todo lo que da vida a una película dejando de lado la rapidez del mundo cotidiano actual.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2