×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
26 Julio 2018 04:00:00
Monseñor José Jáuregui -II parte-
Continuando con la semblanza de monseñor José Jáuregui Yáñez, considerado como el más grande guía espiritual que ha tenido Piedras Negras en su historia. Con su muy singular estilo de motivación, recabó los fondos para poder construir los altares de mármol del hoy Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe: El de la Virgen de Guadalupe; la de la Virgen de la Inmaculada Concepción y la del Sagrado Corazón de Jesús, además de sus respectivas imágenes con bellos cuadros en 1947, los ángeles, con su antorcha de focos y el sagrario. Nunca hizo distinción de clases, se llevaba igual con el desposeído que con el que le sobraba, con tal de que la gente se interesara en la vida de la iglesia. Para él, la iglesia católica lo fue todo y se entregó completamente a su servicio. Le tocó vivir y sufrir la terrible inundación del 28 de junio de 1954, el agua llegó hasta los escalones del altar mayor, dañando su mobiliario y junto con el sacerdote Cristóbal Yáñez, resguardaron los archivos, ornamentos y lo que se pudo, en el espacio que utilizaba el coro.

La Casa Parroquial fue destruida en su totalidad y tuvo que buscar alojamiento con su vecino. Buscando los fondos suficientes logró crear la capilla de Nuestra Señora de la Luz en la colonia Roma, en 1947, que con el tiempo se transformó en la parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, con la donación del terreno, la construcción del edificio, altares, coro y bancas. Volvió a la vida la capilla de San José en el sector conocido como Mundo Nuevo, que ya más o menos funcionaba desde 1929; consiguió el terreno para la construcción de la capilla del Sagrado Corazón de Jesús en la colonia Bravo, aunque la primera piedra se colocó hasta 1967; también obtuvo la donación del terreno para la construcción de la capilla de San Martín de Porres en la colonia Harold R. Pape y la capilla de la Santa Cruz en la colonia del mismo nombre; reconstruyó el hoy Santuario de Guadalupe después de la inundación de 1954, agregándole paredes de mármol y reconstruyó el salón Don Bosco ubicado al lado del santuario y el Cristo que se encuentra dentro del Santuario de Guadalupe forma parte de su legado. Con mucho esfuerzo consiguió uno de sus máximos logros: La creación del Colegio México; él solicitó el terreno en donde actualmente se encuentra, consiguió donaciones y ya concluido, pudo traer el personal de religiosas que se hicieran cargo del colegio.

Fue el iniciador del proyecto educativo conocido como Instituto de Las Américas y de la escuela de Artes y Oficios. Formó la agrupación de Los Caballeros de la Corte de Honor de la Virgen de Guadalupe. Impartía personalmente la doctrina a los niños, pero lo hacía hablando su lenguaje, enseñando la doctrina a base de historias, que aquellos niños, ahora personas mayores, aún tienen presentes en sus memorias. Siempre le dio importancia a los niños, como también, ellos a él y esperaban con agrado el día de la doctrina para escuchar sus interesantes historias que les dejaba boquiabiertos. Les decía: “Abran bien las entendederas, porque esto que les digo tendrán que enseñarlo un día en las colonias y en las rancherías”.

Mañana, el final de esta semblanza. (Archivos del Santuario de Guadalupe)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2