×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
27 Julio 2018 04:00:00
Monseñor José Jáuregui –III parte-
La periodista Blanca Esthela Treviño de Jáuregui, que conocía muy bien a Monseñor José Jáuregui, por ser esposa del Lic. Mario Jáuregui, sobrino del eclesiástico, lo describía. “Como todos los genios, oscilaba entre lo divino y lo humano: En sus cursos de introducción a la Teología y Filosofía para adolescentes, después de elaborar un punto clave nos deleitaba con un cuento o un chiste. Era dueño de una admirable elocuencia y un profundo conocimiento de la condición humana. Su enorme creatividad le permitía comunicar la profundidad de la palabra a niños, a jóvenes y a mayores. Dotado de extraordinaria inteligencia y sonora voz, sus sermones hicieron época tanto por su exposición como por su fuerte contenido.

La variación de estímulos verbales y no verbales en el púlpito -antes de la utilización de equipos electrónicos en los templos-, tocaba las fibras profundas de la mente y del corazón. Llegaba ahí donde se forjan los ideales, los sueños y el compromiso a trabajar por un mundo mejor. Creó la Acción Católica, la sección infantil, el catecismo, preparó catequistas que acudían para dar a conocer el contenido de la Biblia a las colonias”. “Ofrecía consuelo y ayuda a sus feligreses de una manera peculiar: Prestaba oídos sin enjuiciar las debilidades humanas. Era un hombre estricto y a la vez compasivo. En ocasiones el acostumbrado coscorrón, una amonestación y un ¡Qué bárbaro!, acompañado de su inimitable risa eran suficientes para arrancar a las personas de las garras del sufrimiento y de la culpa.

En otras analizaba la situación a profundidad y rescataba a la persona de la maraña de las formas y la ponía en presencia del contenido. No se doctoró en diplomacia: Era franco, llamaba a las cosas por su nombre. No era persona de dobleces ni vacilaba en encarar a la gente con su responsabilidad”. “Tal vez hubiera podido ser Obispo, pero era hombre de contenido y a veces descuidaba las formas”. Con el paso de los años tuvo vicarios que le apoyaron en su labor evangelizadora, ya que la ciudad presentaba un gran crecimiento y él no se daba abasto para atender a sus feligreses de la ciudad.

Fue incansable, siempre servicial y lo demostró hasta el final de su vida, cuando enfermó, se dedicaba a la venta de pajaritos para reunir fondos para la compra del reloj de las torres. Llegó solo al hospital y su agonía fue corta, falleció víctima de una insuficiencia cardiaca, el 27 de julio de 1973, vistiendo de luto a la grey católica de Piedras Negras, que no solo perdieron a su estimadísimo Monseñor, sino a un gran amigo. Fue sepultado en el panteón Santo Cristo, en una capilla especialmente construida para él. En julio de 2013, el Consejo para la Investigación, Conservación y promoción de la Historia, la Cultura y las Tradiciones de Piedras Negras, propuso nombres para las calles del área conocida como Sector Seminario, donde se ubica esta institución y la calle que lleva a este lugar se propuso se llame Monseñor José Jáuregui, lo que fue aprobado. Su legado espiritual esta a la vista y el material, forma ya parte del patrimonio cultural y espiritual de la ciudad.

De su obra material aún no nos pasan la factura y cuando esto suceda, no tenemos con que pagarla, ni con el recuerdo. (Archivos del Santuario de Guadalupe)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2