×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
19 Febrero 2019 03:55:00
Morena y Gobierno aprietan por Guardia; 9 votos la clave
Con una operación política de doble pinza, de un lado negociaciones privadas en Gobernación entre el Gabinete de Seguridad y los gobernadores del PRI, y del otro Ricardo Monreal en el Senado, tratando de convencer a los priistas que cedan en sus condiciones, ayer el Gobierno federal y la bancada de Morena intensificaron la presión para votar y aprobar en próximos días la Guardia Nacional. El problema es que, sin los votos del PAN, que endureció su negativa, y sin “convencer” a algunos priistas, Morena y sus aliados no alcanzan los votos para la mayoría calificada y necesitan al menos nueve votos de senadores de oposición para lograrla.

¿De dónde saldrían esos nueve votos? La apuesta de López Obrador es otra vez a la alianza PRI-Morena, ante la cerrazón de los panistas. Y ayer, aunque la bancada priista encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong y Claudia Ruiz Massieu salió a reiterar que no aprobarán el dictamen tal como lo mandó el Presidente, los gobernadores de su partido se vieron dialogantes y colaborativos en la reunión que tuvieron en Gobernación, con la secretaria Olga Sánchez Cordero y los titulares de Sedena, Luis Cresencio Sandoval; de Marina, Rafael Ojeda; de Seguridad, Alfonso Durazo y el consejero Jurídico, Julio Scherer.

11 de 12 gobernadores priistas -faltó Claudia Pavlovich, de gira por España- le dieron su apoyo “total e incondicional” a la iniciativa del presidente López Obrador para la Guardia Nacional. Dijeron ser los principales afectados por la inseguridad en sus estados y los que más necesitan es el apoyo de un cuerpo nacional y se comprometieron con el gabinete de seguridad -con quienes se tomaron foto del recuerdo sonrientes y contentos- a “hablar con los senadores de nuestros estados para que apoyen la iniciativa”. Ayer mismo, en la bancada priista del Senado reconocían que “sí hay presiones” de los mandatarios a senadores para que voten a favor de la Guardia.

Por la tarde, en la reunión de las Comisiones Unidas de Seguridad y de Puntos Constitucionales, el bloque de senadores de PAN-PRI, PRD, MC y el independiente Álvarez Icaza se levantaron y abandonaron la reunión ante la insistencia de Morena de votar un dictamen que endurece la iniciativa original del Presidente y es distinto al aprobado en Cámara de Diputados, pues recupera el famoso 4to. transitorio cuya eliminación molestó a López Obrador. El rompimiento se dio cuando Eduardo Ramírez, presidente de la Comisión de Puntos -de la burbuja de Monreal- dijo que el dictamen presentado no era el definitivo, que cambiaría y que podían seguir negociando en comisiones, pero tenía que votarse ayer mismo para cumplir el trámite. Sin la oposición y solo con los votos de Morena, ese dictamen fue aprobado.

Anoche se comentaba que Morena quiere meter a primera lectura el dictamen de la Guardia entre martes y jueves. Si eso ocurre, habría tres escenarios: que se vote y si no alcanzan mayoría, culpen a la oposición de obstaculizar la Guardia; que reabran la negociación y acepten cambios y consigan los votos opositores; y tercero que ya tengan algún “acuerdo político” inconfesable para obtener los nueve votos de priistas y de otro partido, que pudieran ser incluso panistas.

Al final, la clave está en los números. Morena y aliados tienen 76 votos, mientras el bloque PAN, PRI, MC, PRD e independiente reúnen 52. Pero en proyecciones hechas en las bancadas, se menciona que si asistieran los 128 senadores a la sesión donde se vote, la mayoría calificada serían 85 votos y Morena sólo necesitaría 9; pero si baja la asistencia también son menos votos para la mayoría; por ejemplo, con 124 presentes se requieren 83 votos, y con 7 el Gobierno la saca, o con 112, 78 votos alcanzan y Morena sólo necesitaría 2. Y así, entre menos senadores, más fácil sería para la bancada morenista y para el Gobierno aprobar la Guardia Nacional.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2