×
Javier Villarreal Lozano
Javier Villarreal Lozano
ver +

" Comentar Imprimir
22 Abril 2018 04:01:00
Morena y los neoizquierdistas
Armando Guadiana Tijerina. Alumno destacado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, donde estudió gracias a una beca del Sindicato Nacional de Trabajadores Minero Metalúrgicos, entonces dirigido por Napoleón Gómez Sada, padre de Napoleón “Napito” Gómez Urrutia, quien heredó el sindicato de su progenitor. Guadiana Tijerina se inició en el servicio público durante el sexenio del ingeniero Eulalio Gutiérrez Treviño, en el área de finanzas. Después fue diputado local. Ocupando una curul en el Congreso, rompió las reglas del juego priista al enderezar una serie de acusaciones contra el ingeniero Luis Horacio Salinas Aguilera, en aquellos días presidente municipal de Saltillo.

Fue un choque frontal y estridente, pero que no pasó de las columnas de los periódicos. Este pecado contra la solidaridad partidista le costó el destierro a la congeladora política y lo enrutó en una exitosa carrera empresarial en el ramo de la minería. Hoy es un hombre de gran fortuna al que se le reavivó el gusanillo de la política. Dueño de explotaciones de carbón en el riñón hullero de Coahuila, que maneja en compañía de uno de sus hermanos, en sus nóminas están los nombres de cientos de mineros.

Por lo demás, nadie le niega capacidad intelectual y una afilada intuición para los negocios. Actualmente es candidato a senador por la coalición Juntos Haremos Historia, cuya cabeza visible e indiscutible es Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena.

Claudio Bres Garza. Licenciado en Administración de Empresas. Nació, como dicen los norteamericanos, con una cucharita de plata en la boca, o en sábanas de seda, como decimos en México. Su padre, don Alfonso Bres Burckhardt, fue todo un personaje. Agente aduanal y pionero de la radio en Piedras Negras, fundó la estación XEMU, en el ya lejanísimo año de 1937. En otras palabras, la concesión administrada por la familia cumplió 81 años. Cuando murió don Alfonso, Claudio se convirtió en el concesionario. Dos veces presidente municipal de Piedras Negras y diputado federal por mayoría relativa, Bres Garza militó desde muy joven en el PRI, bajo cuyas banderas hizo una exitosa carrera en el servicio público.

Su momento dorado le llegó en el sexenio del doctor Rogelio Montemayor Seguy, cuando ocupó la dirección de Comunicación Social. Una publicación de 2007 lo incluyó entre los 50 políticos más poderosos de Coahuila.

En la órbita empresarial tampoco le ha ido mal. Fue presidente de la Cámara Nacional de Comercio nigropetense y presidente de los radiodifusores del estado. Recientemente abandonó el PRI y es uno de los dos aspirantes a la presidencia de Piedras Negras por la coalición Juntos Haremos Historia.

En estos tiempos se ha vuelto espectáculo cotidiano –incluso aburrido– que políticos se acuesten perteneciendo a un partido y amanezcan al día siguiente en las filas de otro, aunque proponga proyectos totalmente distintos al anterior. Quienes así actúan lo hacen por muy diferentes razones, válidas en su caso, y nadie les discute el derecho de hacerlo. Decía Eduardo Galeano que uno puede cambiar de país, de religión, de partido, pero nunca cambiar la camiseta del equipo de futbol del cual se es fanático.

Guadiana Tijerina y Bres optaron por cambiar de partido, y eso es muy su gusto o su conveniencia. Pero cabe preguntar: ¿son dos candidatos que encajen ideológicamente en esa izquierda pregonada por Morena y López Obrador?


Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2