×
Francisco Liñán D.
Francisco Liñán D.
ver +
Periodista. Editor en Jefe de Periódico Zócalo Piedras Negras. Dudas y Comentarios a [email protected]

" Comentar Imprimir
13 Junio 2018 04:00:00
Mucha industria y poca mano de obra
La llegada de empresas nuevas a Piedras Negras ha sido una constante los últimos ocho años. Empresas del ramo automotriz, de industria aeroespacial, de alimentos, electrónica y hasta de la generación de energía verde se han establecido en esta ciudad como respuesta a una serie de inversiones que se dieron e forma acertada y que generaron condiciones adecuadas para llamar la atención y no solo eso, volver más competitiva a esta ciudad y a buena parte del estado.

Pero en el caso de Piedras Negras, las empresas han comenzado a observar varios efectos que no son agradables sobre todo cuando de salarios y costos de operación se refiere.

Empresas como Fujikura, Rassini, Ferromex, DIFA, Ghondi, Constellation Brands y varias más pronto se dieron cuenta que no había suficiente mano de obra en esta región no solo para su operación, sino para la construcción de sus naves e instalaciones industriales.

Albañiles y contratistas, por cientos, se trasladaron de otras regiones viviendo en galerones y mal comidos para construir las empresas más modernas que hoy operan, porque en la región no había suficientes carpinteros, albañiles, obreros ayudantes de la construcción y mucho menos ahora se tiene lo suficiente para dar atención a la demanda de mano de obra que esas empresas exigen.

Algunas como Rassini y Fujikura comenzaron primero a “importar” trabajadores de Acuña y los Cinco Manantiales, incluso de Sabinas, luego desistieron cuando se dieron cuenta que la productividad combinada con traslados de hora y media o hasta dos horas diarias no era lo mejor.

Algunas empresas llegaron a contratar en Tabasco hasta 300 trabajadores para traerlos a Piedras Negras y meterlos a sus líneas de producción y luego de seis meses pocos, muy pocos de esos cientos permanecieron en sus líneas porque se fueron a otras empresas o no soportaron las condiciones distintas de empleo a las que se acostumbran en sus regiones.

SÍ hubo efectos positivos temporales en la mano de obra, pues quienes están preparados o se encuentran bien capacitados tuvieron oportunidad de cambiar de empleo a uno mejor pagado, con más y mejores prestaciones o de menor riesgo.

Otros tuvieron oportunidad de cambiar de empleo cuando malos coordinadores o jefes de personal no supieron generar esa condición y sentido de pertenencia en su empresa.

Hoy empresas como Utility, Fujikura y varias del sector maquilador no encuentran la mano de obra que requieren y ofrecen incentivos para convencerlos a quedarse o simplemente enfrentan junto con su competencia una alta rotación que llega hasta el 20 por ciento por mes en sus líneas de producción.

Piedras Negras oferta mucha mano de obra calificada y la demanda sigue en aumento si consideramos que en breve llegarán empresas del ramo de la industria petrolera y del gas que traerán sus capataces y encargados de turno, pero no a empleados técnicos que serán abastecidos mediante los alumnos egresados de escuelas como la Politécnica, Tecnológico de Piedras Negras o la Tecnológica del Norte de Coahuila, pero que le quitarán oportunidad a otras empresas de competir por los sueldos que esa industria trae.

Vivimos pues una época de pleno empleo en Piedras Negras, pese a ello y a que las empresas han traído mano de obra de otros estados, no se ha convertido nuestra ciudad en una con “cartolandias” y colonias irregulares, algo que habla bien de su autoridad en cuanto a la planeación y regulación.

Es necesario que las empresas que le apuestan a traer mano de obra de otros estados, analicen y vean antes de hacerlo en dónde van a vivir esos empleados que emigrarán del sur del país para evitar que la buena planeación que se tiene de la ciudad se elimine por la urgencia de atender a esos nuevos habitantes que llegan.

El pleno empleo es bueno, siempre y cuando no genere presiones de servicios públicos en exceso para la autoridad, ni para la población que llega en exceso que se le dificulte encontrar un lugar dónde vivir.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2