×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
06 Enero 2018 04:00:00
Mucho por hacer
Una gran bendición representa llegar al final de un año, así como ver la luz de un nuevo año.

Despedir al que se aleja es una forma de mostrar gratitud por lo que durante ese tiempo transcurrido logramos. Así también, Iniciar otro es tener la oportunidad de realizar, sueños, anhelos personales o con las personas que queremos. Las reflexiones al despedir el año hay que tomarlas en cuenta. Y ver qué hicimos y qué dejamos de hacer.

Ver nacer un nuevo año es tener la oportunidad de convivir en familia, de trabajar, de iniciar y desarrollar proyectos o retomarlos. Mirar hacia adelante sin perder el piso y ubicarnos muy bien en lo que somos, lo que deseamos siempre con una buena dosis de optimismo.

Hacer planes, sí, luchando por llevarlos a cabo.

Infinidad de mensajes recibimos todos a través de la red; algunas reflexiones que encierran una realidad amarga, triste por diversos motivos. Realidad que si observamos detenidamente se debe al comportamiento humano.

El abandono a niños, a los padres que son condenados a la soledad, al olvido porque no hay tiempo para ellos; al planeta, nuestra casa común y tantas situaciones más que merecen atención, corresponde sin duda a la ingratitud que prevalece en corazones endurecidos.

El 2018 promete ser un año difícil, no solo en lo económico –ya sabemos que siempre nos resulta difícil sobrevivir- sino también en lo político y por supuesto, en lo social.

Tendremos elecciones y con ellas, cambios de gobierno, quizás de planes dependiendo quién sea el ganador a la presidencia de la república. Un futuro incierto para nuestro país, cuyo territorio está en disputa no solo por la delincuencia sino también por grupos políticos.

Vamos concluyendo un año dando la bienvenida a uno nuevo y ya se tiene conocimiento de candidatos o funcionarios asesinados.

Desestabilizar a México no significa querer a México.

No se puede “apostar” a ganar al precio que sea. Tenemos un sistema de elecciones que promueve y garantiza el voto. Sistema que quizás a algunos no agrade, sin embargo, afortunadamente contamos con instituciones que brindan la oportunidad a los ciudadanos de elegir a sus gobernantes.

Y nos guste o no, alguien será el que triunfe y ese sin duda será el que obtenga mayor número de votos.

Lo que no se vale es que desde antes de iniciar campañas se desacrediten unos a otros. Verdades o mentiras y hasta insultos se escucharán con tal de sobresalir, no precisamente por capacidad o por liderazgo sino de “calentar” el ánimo de los ciudadanos.

Realmente, me pregunto ¿hay alguien capaz de poner orden en la casa? ¿Existe algún partido político realmente confiable? Difícil la respuesta porque ningún grupo político se escapa de señalamientos.

Son las personas las que fallan, no las instituciones.

Así es en los partidos políticos, en centros escolares, en clubes sociales o de servicio, en el mismo hogar. Los seres humanos cometemos errores y de nuestro comportamiento, bueno o malo, dependerá el éxito o fracaso del sitio donde nos ubiquemos.

Por eso, considero muy importante trabajar mucho desde el hogar, con los niños, los jóvenes. Desde el hogar, dirigir la empresa que más va a aportar a la sociedad: La familia.

Lo que se aprende siendo niño y se practica cotidianamente, tarde o temprano rendirá sus frutos. Quien aprende a respetar, lo hará siempre porque quien recibe una educación con valores, los principios prevalecerán siempre.

El niño aprenderá que robar no es lo correcto y un día como empresario, profesionista, funcionario o político sabrá manejar los recursos de la mejor manera, buscando el bienestar de otros. Ganar sí, pero no adjudicarse lo que no le corresponde.

Iniciamos el 2018 con muchas expectativas. Con ilusiones, con planes a realizar. Hay mucho por hacer como sociedad. Qué mejor que empezar a trabajar ¡YA! Desde el hogar para ir formando a los futuros ciudadanos. Vale la pena intentarlo; de eso no hay duda.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2