×
Querida Abby
Querida Abby
ver +
Jeanne Phillips escribe “Querida Abby”, la columna de consejos más leída en el mundo. Ella es la hija de Pauline Esther Friedman Phillips, quien fundó “Querida Abby” en 1956. En la columna de Diciembre de 2000, la señora Phillips presentoó a Jeanne como co-creadora de Querida Abby. Ambas empezaron a compartir el nombre Abigail Van Buren y las dos fueron fotografiadas en la columna. Jeanne asumió oficialmente el mando de Querida Abby en Agosto de 2002, cuando la familia Phillips anunció que Pauline había sido diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer. Jeanne continuó escribiendo bajo el seudónimo de “Abigail Van Buren”. “Querida Abby” es publicada en más de mil 400 periódicos en los Estado Unidos con una combinada circulación de 110 millones. En (el sitio en internet de Querida Abby) la columna reporta entre 5 mil a 10 mil cartas por semana, buscando consejos acerca de una gran variedad de situaciones personales. Jeanne ha aparecido en varios programas de televisión, incluyendo CNN con Larry King en vivo. Muchas prestigiosas organizaciones nacionales la han reconocido por su trabajo y esfuerzo en educar a sus lectores de diferentes temas relacionados con salud, seguridad, y la aceptación de diversidad de culturas.

" Comentar Imprimir
31 Mayo 2011 03:59:59
Mujer necesita reaccionar
QUERIDA ABBY: Hace tres meses mi novio de mucho tiempo, “Mark”, terminó conmigo. Teníamos planes de casarnos. Me tomó mucho tiempo recuperarme.

Justo después de que terminamos, Mark empezó a salir con la hija de su jefe. La llamaré “Carrie”. Lo acepté porque apreciaba a Mark y quiero que sea feliz.

Mi problema es que este último mes, Mark me ha llamado frecuentemente a medianoche para decirme que “me extraña” y lo mucho que “sigue amándome”. Hasta dijo que todavía quiere casarse conmigo.

Cada vez que Mark llama, me invita a su casa para que me acueste con él. No he querido debido a Carrie. Siento lástima por ella.

Abby, no me imagino estar con un hombre que todavía está enamorado de alguien más. ¿Debo decirle a Carrie lo que Mark está haciendo o no me meto? Estoy esperando su respuesta. EX DE MARK.

QUERIDA EX:
Lo primero que debe hacer es dar gracias a que ya no está comprometida con este hombre. Ya no tenga contacto con él. Eso dicho, si trata de advertir a la hija de su jefe, ella probablemente lo interpretará como celos y no le creerá. Ella misma necesita averiguarlo. Y cuando lo haga, Mark estará buscando otro trabajo y otra mujer ingenua.

QUERIDA ABBY:
Nuestra familia asistió hace poco a la graduación de preparatoria de mi hija. Sentados enseguida de nosotros estaba una pareja que platicó durante toda la ceremonia, hasta que el teléfono celular del hombre empezó a sonar. Luego él mantuvo una fuerte conversación por el teléfono celular. No es necesario decir que fue una gran distracción para todos nosotros que estábamos sentados enseguida de él.

Ésta no es la primera vez que sucede esto y sé que no será la última. A las personas que hablan mientras otras están tratando de escuchar no parece importarles ser irrespetuosas y que están interrumpiendo.

Hoy en día esto sucede en todas partes -iglesia, reuniones de negocio, películas y juegos-. Al crecer me enseñaron que escuchara con respeto y nunca interrumpiera a otros.

He tratado de pedirle cortésmente al ofensor que “le baje al volumen” o me he levantado y me he cambiado a un lugar más callado, pero algunas veces es imposible.

¿Nuestra sociedad se ha vuelto tan egoísta que hemos olvidado la cortesía común de estar callados mientras otros hablan? Tal vez usted o sus lectores puedan compartir qué funciona para ellos para poder permanecer calmados durante situaciones como ésta. PERDIENDO LA CALMA EN LYNCHBURG, VA.

QUERIDA PERDIENDO LA CALMA: Los teléfonos celulares son una bendición para muchas personas. Pero usados desconsideradamente también causan problemas muy reales.

Por supuesto, las personas deben respetar las reglas de la cortesía común y apagarlos en los eventos públicos. Y las personas que conversan por sus teléfonos celulares en lugares públicos deben recordar hacerlo discretamente, no sólo porque hacerlo de otra manera es desconsiderado para las personas que están cerca, sino también porque pueden inconscientemente revelar información personal.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2