×
Querida Abby
Querida Abby
ver +
Jeanne Phillips escribe “Querida Abby”, la columna de consejos más leída en el mundo. Ella es la hija de Pauline Esther Friedman Phillips, quien fundó “Querida Abby” en 1956. En la columna de Diciembre de 2000, la señora Phillips presentoó a Jeanne como co-creadora de Querida Abby. Ambas empezaron a compartir el nombre Abigail Van Buren y las dos fueron fotografiadas en la columna. Jeanne asumió oficialmente el mando de Querida Abby en Agosto de 2002, cuando la familia Phillips anunció que Pauline había sido diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer. Jeanne continuó escribiendo bajo el seudónimo de “Abigail Van Buren”. “Querida Abby” es publicada en más de mil 400 periódicos en los Estado Unidos con una combinada circulación de 110 millones. En (el sitio en internet de Querida Abby) la columna reporta entre 5 mil a 10 mil cartas por semana, buscando consejos acerca de una gran variedad de situaciones personales. Jeanne ha aparecido en varios programas de televisión, incluyendo CNN con Larry King en vivo. Muchas prestigiosas organizaciones nacionales la han reconocido por su trabajo y esfuerzo en educar a sus lectores de diferentes temas relacionados con salud, seguridad, y la aceptación de diversidad de culturas.

" Comentar Imprimir
15 Julio 2011 04:00:03
Mujer obsesionada con novio
QUERIDA ABBY: Soy una mujer de 25 años de edad y tengo una relación seria con un hombre maravilloso. Hemos estado juntos durante unos tres meses y estamos muy enamorados.
Mi problema: Creo que estoy obsesionada con él. Estoy feliz sólo cuando pasamos mucho tiempo juntos. Cuando no nos vemos, me siento triste y sola. Me paso el tiempo siguiendo sus actividades en los sitios de redes sociales y constantemente checando mi teléfono celular, esperando que me envíe un mensaje.

Ésta es mi primera relación seria. Yo sé que él me ama tanto como yo lo amo a él porque ha mencionado el matrimonio y tener hijos juntos algún día. ¿Lo que estoy experimentando es normal? -- ENAMORADA EN NUEVA YORK

ESTIMADA ENAMORADA: No es raro para una primera relación, pero tienes razones para estar preocupada. Da un paso atrás y mira lo que estás haciendo. No podemos depender de otra persona para que nos haga felices. Cuando una mujer se pasa todo el tiempo rastreando lo que su novio está haciendo cuando no está con ella y está esperando a que suene el teléfono, eso la hace una persona menos interesante de lo que puede ser. Y ese tipo de dependencia puede alejar a un hombre.

Es importante crear un equilibrio entre lo que está pasando en la relación y continuar desarrollándote como persona. Parece que tu novio no tiene problema para hacer esto.

QUERIDA ABBY:
Tengo dificultad para empatizar con las personas que están enfermas. Mi madre sufría de todo tipo de problemas médicos y eso me afectó mucho.

Mi esposo, “Glen”, y yo andamos en los cincuentas. Él se está acercando a los 60, y mientras envejecemos nuestra salud se va deteriorando. Glen ya toma medicamentos para varias condiciones. Yo, en cambio, siempre he gozado de excelente salud.

Pierdo la paciencia cuando Glen está enfermo. No es que crea que está fingiendo; sólo creo que necesita “superarlo” y no dejar que le afecte. Puedo ocultar mis sentimientos bastante bien. Yo me ocupo de él, hago caldo de pollo, lo dejo descansar, recojo su medicina o lo que sea. Pero me temo que si llegara a enfermarse gravemente no lo cuidaría bien. Lo quiero mucho, pero no puedo generar simpatía cuando él (o alguien) está enfermo.

Tengo miedo de decirle esto a Glen porque temo que me oculte sus condiciones y piense que no quiero estar allí para él. ¿Cómo puedo aumentar mi “gen de cuidado”? He recibido terapia para otras cuestiones. ¿Qué puedo hacer? – CUIDANDO UN DEFECTO EN TEXAS

ESTIMADA CUIDANDO:
La falta de empatía es la incapacidad de relacionarse con los sentimientos de los demás. Algunas personas tienen tal exceso de empatía que literalmente se paralizan por el dolor de otra persona. Alégrate de que no eres una de esas personas.

Cuando un esposo se enferma y se vuelve dependiente, puede ser un desafío. Puede minimizarlo o ignorarlo, o puede elegir ser solícita y servicial. Tolerar las quejas que van junto con estar enfermo no siempre es fácil, pero si visualiza cómo le gustaría ser tratada si la situación fuera al revés, puede ayudarle a ser menos impaciente.

Lamento que no haya sido más comunicativa sobre los temas que la enviaron a terapia. Si realmente cree que pueda estar emocionalmente ausente cuando la suerte está echada, póngase en contacto con su terapeuta y empiece a trabajar en ello ahora.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2