×
Guadalupe Loaeza
Guadalupe Loaeza
ver +

" Comentar Imprimir
13 Junio 2017 04:06:00
Mujeres priistas
“Quiero ser el Gobernador de las mujeres mexiquenses”, repetía Alfredo del Mazo durante la campaña para Gobernador del Estado de México. Si a la promesa anterior le agregamos la propuesta del “salario rosa”, no hay duda que para muchas votantes, las palabras del candidato por el PRI eran música para sus oídos. Tan fue así que Del Mazo obtuvo 37% del voto del sector femenino, mientras que, por Delfina Gómez, este representó a Morena, el 28%. Ignoramos cuántas ciudadanas votaron por la otra candidata mujer, Josefina Vázquez Mota por el PAN, queremos pensar sin embargo que fueron pocas.

Lo anterior no tiene que ver necesariamente con la escolaridad de las mujeres que votan, allí está el caso de Hillary Clinton, quien perdiera ante Trump a pesar de toda la violencia verbal que utilizaba al referirse a las mujeres. Y qué decir Marine Le Pen, candidata a la Presidencia de Francia confiada en que estaría apoyada por las mujeres. ¿Por qué entonces las mujeres no votan por las mujeres? La respuesta a esta pregunta podría ser vastísima, concentrémonos en las mujeres que siguen creyendo en el PRI, incluso si en su estado se muestran estadísticas espeluznantes de feminicidios, violencia de género y desapariciones como sucede en el Estado de México. Nada más en el 2016 se registraron 263 posibles feminicidios, 39 de ellos ocurridos en Ecatepec, seguido de Nezahualcóyotl, Atizapán, Naucalpan, Acolman, Chimalhuacán, Toluca, Chalco, Nicolás Romero, Tenancingo, Lerma, Ixtlahuaca y Texcoco. La ONU establece que el 95% de ellos quedan impunes. “Tendremos que velar para que Alfredo del Mazo no convierta el Estado de México en un territorio aún más hostil para las mujeres” (El País).

Aparte del “salario rosa” y de todas las promesas del mismo color que le hiciera Del Mazo al electorado femenino, ¿por qué las mexiquenses votaron por el candidato del PRI, a pesar de que muchas de ellas reconocen que en este partido hay puras “ratas”? ¿Por su físico? Es cierto que el modelo del típico “galán” mexicano ha cambiado en los últimos años. Basta con ver las nuevas telenovelas de Televisa. Los galanes de ahora nada tienen que ver con Pedro Infante, Luis Aguilar, ni Rogelio Guerra. Tiene que ver con un tipo más moderno y cosmopolita, semejante a los modelos de revistas o de empresas de bienes raíces. Entre menos rasgos indígenas tenga, resulta más atractivo, especialmente para las jóvenes. No tiene que ser tan musculoso. Al contrario, entre más frágil y desvalido se perciba, mejor (tal como aparecía Del Mazo en la propaganda con el brazo levantado, el cual se veía débil y muy poco musculoso, a tal grado que retiraron los espectaculares). Es muy evidente que Del Mazo se parece a Peña Nieto (quien ganara la Presidencia con el 41% de voto de las mujeres) y que sus respectivas esposas tienen entre ellas muchas semejanzas. Ellas también parecen heroínas de telenovelas: pelo largo, delgadas y dientes perfectos. Ambas parejas son aspiracionales. No creo que ninguna de sus votantes hayan escuchado con atención las propuestas de Del Mazo, ni hayan seguido los debates entre los demás partidos. Aunque tal vez muchas de ellas eran parecidas físicamente hablando a la maestra Delfina, precisamente por eso no votaron por ella. La candidata de Morena no se parece a ninguna heroína de Televisa, ni tampoco de TVAzteca. Habrá sido, sin duda, la mejor candidata, una mujer trabajadora y honrada; pero esos valores me temo que ya no cuentan. Estas priistas quizá lo son, pero de dientes para afuera. Votaron por el PRI, por el “salario rosa” y porque su candidato está muy “galán”.

Por su parte, el candidato de la coalición Por un Coahuila Seguro, el priista Miguel Ángel Riquelme Solís, ganó 482 mil 891 votos, muchos de ellos emitidos por mujeres. Como Del Mazo, Riquelme también les prometió un “monedero rosa”, para apoyar a las que trabajan en el hogar, las madres solteras o con hijos con discapacidad. El Gobernador electo por Coahuila no es galán y sin embargo a miles de coahuilenses les inspiró confianza. Me pregunto, ¿por qué? Tal vez se deba a que fue un excelente Alcalde de Torreón, o que las coahuilenses sienten una enorme nostalgia por los hermanos Moreira. O porque ellas sí son priistas de corazón...

Lo que habría que descubrir, ahora, es qué porcentaje de mujeres votarán por el PRI para el 2018. Todo dependerá de si su candidato es o no es “galán”...
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2