×
Gabriel Martínez García
Gabriel Martínez García
ver +
Editor de la sección de Negocios de Periódico Zócalo Saltillo

" Comentar Imprimir
11 Julio 2016 04:05:52
Municipios: no descuiden la infraestructura
Un punto fundamental para que los municipios se vuelvan mucho más atractivos a la inversión es sin duda la infraestructura urbana, que debe ser no sólo suficiente, sino además eficiente, y me refiero a vialidades, alumbrado, señalización, banquetas y camellones en buen estado.

En ese sentido y desde mi muy particular punto de vista, los tres municipios de nuestra zona conurbada o metropolitana tienen mucho que hacer porque el descuido es evidente, y el deterioro avanza sin que veamos un programa eficiente y permanente de mantenimiento.

De los tres municipios, el único que ha demostrado un esfuerzo en ese sentido es Ramos Arizpe, que le ha dado una muy buena “manita de gato” al bulevar Miguel Ramos Arizpe, que no es otra cosa que el paso urbano de la autopista Saltillo-Monterrey, que ha sido objeto de limpieza y pintura, y donde han plantado un importante número de arboles.

En cuanto a los parques industriales, principalmente el más antiguo, el Parque Industrial Saltillo-Ramos Arizpe, presenta serias deficiencias en materia de limpieza, exceso de baches, alumbrado y falta de pintura en baquetas, camellones y señalización horizontal.

En Saltillo, el retroceso es muy evidente, pues se descuidó el mantenimiento, y entre más tiempo pase más grande deberá ser el esfuerzo en ese sentido. Y no estamos hablando sólo de alumbrado, pintura, camellones, reparaciones de daños por colisiones, sino de lo más elemental, que es la limpieza.

Son unos cuantos los camellones y bulevares que registran mantenimiento, todos ubicados al norte, entre los que destacan el Venustiano Carranza, Luis Donaldo Colosio, Pedro Figueroa, José Musa y José Narro, pero fuera de ellos, el estado de los bulevares es patético.

El descuido en el equipamiento del bulevar Echeverría es verdaderamente patético, y no se diga del Nazario Ortiz Garza, Valdés Sánchez, Carlos Abedrop, Eulalio Gutiérrez, Isidro López, Antonio Cárdenas, Antonio Narro, Felipe J. Mery y Otilio González, por mencionar algunos.

En donde la situación está para llorar es en Arteaga, pues pese a tener el menor número de bulevares (Fundadores, Valdés Sánchez y el libramiento Óscar Flores Tapia), los tres evidencian una seria carencia de alumbrado, señalización, camellones en buen estado, pintura, pasos peatonales y lo más elemental, la limpieza, aspectos que ofrecen una pésima imagen de un pueblo mágico que ahora también comienza a recibir un buen número de industrias.

En general, los tres alcaldes deben ponerse las pilas y poner a trabajar a su gente, porque aun con la diferencia que puede haber entre los tres municipios y sus respectivos presupuestos, para escobas y pintura sí hay dinero, sólo les falta voluntad y ganas de tener más limpias y presentables sus respectivas ciudades.

Ojalá surgiera una competencia entre ellos en este aspecto, sería muy saludable y las tres ciudades saldrían beneficiadas… ¿Hasta cuándo?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2