×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
27 Diciembre 2016 04:08:00
Músicos y sexo
Este 25 de diciembre, Navidad, falleció a los 53 años, de una causa no revelada, el cantante británico George Michael. Esta muerte se suma a las de otros artistas en este 2016 que marcaron un cambio en la actitud a la sexualidad. David Bowie, Prince, Juan Gabriel y George Michael no crearon un género de música gay, pero gracias a su trabajo y su vida transformaron la percepción del sexo en la cultura popular.

David Bowie, quien murió el 20 de enero, fue el primer artista famoso, quizá el primer personaje público, en declararse abiertamente gay. Lo hizo en una entrevista para la revista británica Melody Maker en 1972 a la que dijo: “Soy gay y siempre lo he sido”. Uno de los grandes rumores/chismes de la época fue su relación amorosa con Mick Jagger de los Rolling Stones. Pero la sexualidad de Bowie era tan confusa como los tiempos.

En 1976 dijo que en realidad era bisexual, sólo para que en 1983 se declarara nuevamente homosexual. Sin embargo, Bowie tuvo relaciones e incluso matrimonios con mujeres, las modelos Angela Bowie e Iman, con quienes procreó dos hijos.

Bowie representaba una nueva forma de ver y ejercer la sexualidad. Las viejas reglas, con compartimentos separados para heteros y homosexuales, empezaban a desvanecerse. Prince, quien murió el 21 de abril, era un maestro de esa ambigüedad sexual. Nunca se declaró gay, pero cultivaba imágenes y poses homosexuales.

Juan Gabriel, fallecido el 26 de agosto, no hacía declaraciones sobre su sexualidad y tuvo varios hijos, al parecer algunos biológicos. Quería que se le juzgara como artista y no por su sexualidad. Cuando Fernando del Rincón, entonces de Primer Impacto y hoy con CNN, lo acosó con la pregunta: “A ver Juan Gabriel. Dicen que eres gay. ¿Juan Gabriel es gay?”, el cantante respondió: “¿A usted le interesa mucho? Yo le pregunto. Y yo le respondo con otra pregunta. Dicen que lo que se ve no se pregunta, mijo”.

George Michael apuntaba: “Nunca he pensado acerca de mi sexualidad como si fuera algo bueno o malo. Para mí siempre ha sido acerca de encontrar a la persona adecuada”. A los 19 años le dijo a su compañero en el grupo Wham!, Andrew Ridgeley, que era bisexual. Su controvertido sencillo I Want Your Sex, de 1987, cuyo video fue censurado en muchos lugares, buscaba proyectar la imagen de que tenía una relación monógama con su novia Kathy Jeung. Con el tiempo, sin embargo, se decantó definitivamente por la homosexualidad. Jesus to a Child, de 1996, es un homenaje a su amante, el brasileño Anselmo Felappa, quien murió de una enfermedad relacionada con el sida en 1993.

En este 2016 partieron los cuatro. Si los intérpretes de los años 60 abrieron las puertas a la revolución sexual, que liberó las relaciones heterosexuales de las ataduras moralistas, estos cuatro impulsaron una transformación importante, pero distinta. Sus canciones, y personalidades, marcaron, más que un auge de la homosexualidad, una transición hacia nuevas formas de sexualidad.

Al final no debería importarnos mucho con quién se acuesta o deja de acostarse un artista. Juan Gabriel tenía razón cuando le respondió a Del Rincón: “¿A usted le interesa mucho?”. George Michael lo tenía muy claro. Le era más importante saber a quién amaba que si se trataba de un hombre o una mujer. La misma actitud tenían Bowie y Prince. La muerte de los cuatro en este 2016 es importante no sólo por su legado musical, sino porque promovieron una mayor libertad individual.

SIN GASOLINA

Distintas regiones del país han sufrido una escasez de gasolina. Pemex dijo primero que el problema era un cierre temporal del puerto de Tuxpan y luego achacó la situación a la ordeña de ductos. La gente, sin embargo, se ha vuelto escéptica y culpa a la especulación por la próxima liberación de los precios de la gasolina.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6