×
Francisco Liñán D.
Francisco Liñán D.
ver +
Periodista. Editor en Jefe de Periódico Zócalo Piedras Negras. Dudas y Comentarios a [email protected]

" Comentar Imprimir
19 Septiembre 2010 04:00:32
Nadie se ocupa
Recientemente salieron a relucir los resultados de la evaluación Enlace 2010, prueba que estableciera el Gobierno Federal con el fin de medir el nivel de aprovechamiento y las condiciones en que los estudiantes de nivel básico se enfrentan cada año.

Pocos se preocuparon por darle difusión a los resultados, algunos por la falta de interés y otros porque realmente más que significar una evaluación de aprovechamiento, lo vieron como una exhibición de que, o no saben enseñar los maestros o de plano los estudiantes son de otro planeta.

Los maestros, en buena medida, han olvidado la necesidad de la enseñanza a la vieja guardia de las materias básicas, pero lo que es peor, en los niveles de primaria y secundaria, los jóvenes parece que evolucionaron para demandar libertades y derechos, pero no para asumir la responsabilidad de ser mejores jóvenes.

Eso si, exigen buenas escuelas, mejores instalaciones y hasta algunos se atreven a señalar que deben de tener los mejores maestros, pero realmente pocos son quienes asumen su papel de estudiantes en preparación para lograr que este país, nuestro México, Coahuila y Piedras Negras, sean mejores lugares para vivir.

Por el lado de los maestros, la situación es aún más grave, pues aquellos que no andan en la grilla, que no es ningún problema siempre y cuando no descuiden su actividad principal: Enseñar.

Algunos maestros de la vieja guardia y quienes en cierta forma son responsables de lo que sucede en las aulas, se han dado cuenta que la prueba se demeritó no porque sea mala, sino porque hay muchos factores fuera del control de quienes la aplican y que por ende, eso provoca que su calidad no sea la mejor para evaluar lo que se pretende.

De entrada, existen maestros que al más puro estilo “mexicano” hacen trampa en cuanto a las respuestas, y en lugar de aplicar de manera tajante la prueba, simplemente apoyan a los estudiantes con las respuestas y en algunos casos incluso, les dan las propias respuestas.

Esto no es posible, ni puede ser válido y hay mecanismos para detectar que eso sucede, pero lo peor de todo es que por ejemplo escuelas privadas cuyos padres de familia hacen un gran esfuerzo por pagar el costo del valor agregado que los colegios deberían de acercar a sus estudiantes, simplemente hacen a un lado los planes escolares oficiales y se dejan llevar sólo por los planes de sus redes de colegios y al final quedan exhibidos como colegios, de acuerdo a Enlace, que no ofrecen nada más adicional a sus estudiantes.

ENLACE es una buena prueba, si, y siempre y cuando quienes son evaluados con este mecanismo respetan las reglas de su aplicación.

Lo peor de todo es que las autoridades de Educación no dijeron nada, no hubo reacción en cuanto a los resultados y dejaron pasar el cuestionamiento cuando se les hizo llegar, en cuanto a qué es lo que sucedía en los planteles educativos que habían salido tan bajos en la evaluación.

Si bien es cierto que se ha evaluado por varios años y se le han encontrado los “asegunes” a la prueba, también hay que ver que esto debería de evolucionar y con ello verse una mejora poco a poco de lo que se tenía en el primer año.
Basta de buscarle salidas diplomáticas o cómo hacer trampa a estos exámenes, mucho menos el Gobierno federal y la SEC, debe de pensar en recompensas económicas para que aquellos planteles y maestros con evaluaciones elevadas se beneficien, cuando el objetivo es trasladar hacia la sociedad una mejor educación como el mecanismo más eficiente de distribución de la riqueza.

No puede ser posible que los jóvenes estudiantes se preocupen más por ver la televisión que por encontrar la forma de que se asiente en cada hogar, en cada estudiante una cultura de competencia educativa académica, porque ello nos llevará a la mediocridad.

Ser buen estudiante y buen profesionista tiene una recompensa y esa se le debe de mostrar a los jóvenes, no solamente decir que salen bien o mal en Enlace, pero también Enlace es un mecanismo para mejorar cada uno de los estudiantes.
Es tiempo de que se enfilen padres de familia, maestros y escuelas, sean estas públicas o privadas, hacia el compromiso y no solamente hacia el aprovechamiento de los recursos destinados a este rubro.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2