×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
27 Diciembre 2015 04:59:59
‘Navidad 2015’
Esta navidad 2015 es distinta, dados los acontecimientos verdaderamente significativos en este año productivo en materia de estabilidad y de acomodo social, en donde la población mundial empezó a caminar por el rumbo correcto en busca de gobiernos ajustados a sus necesidades; en este año, el comunismo y el socialismo permanecieron como una buena alternativa, pero condicionados a sufrir drásticas adecuaciones, gracias a la presión social y en algunos casos a través de las urnas.

En América latina, la noticia la dio Cuba, en donde gracias a la inercia social, se puso fin a 53 años de Guerra Fría con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, se dice que este acuerdo servirá para alcanzar una mayor apertura económica en la isla, a pesar de que el embargo que mantiene Estados Unidos sobre Cuba no ha sido eliminado; la nueva relación comercial de la isla con su viejo rival abre nuevas aristas y sin duda, anuncia el inicio de un progresivo traspaso del poder dentro del régimen.

En Colombia Juan Manuel Santos, obligado por su propia promesa, logró la firma del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y a pesar de que no se lograron el total de los acuerdos con las FARC, este acuerdo pondrá fin a más de medio siglo de guerrillas.

La justicia social en Brasil, en 2015 se dejó ver, dando muestra al mundo de que el combate a la corrupción en ese país es una realidad, incluso su presidenta Dilma Rousseff apenas reelecta en octubre pasado para un nuevo mandato, fue alcanzada por el brazo de la justicia, luego de que la Policía Federal descubrió una hoja de cálculo que muestra más de 750 licitaciones de obras públicas (fuera de Petrobras) bajo un alarmante esquema de sobornos, implicando en estas acciones a mucha gente, la buena noticia fue que muchos peces gordos cayeron en manos de la justicia brasileña.

Por su parte los venezolanos golpeados por la crisis, dieron unidos la espalda al chavismo, el cual obtuvo pocos votos en las urnas en la elección parlamentaria llevada a cabo en este año, el gobierno de Nicolás Maduro no logró remontar la caída de su popularidad y difícilmente lo hará, ya que la tronada economía del país -con récord de inflación- seguirá igual o empeorará, sobre todo si el precio del barril de crudo, su principal fuente de ingresos, sigue en los niveles actuales.

En Europa, el avance de la izquierda democrática empezó a rendir frutos en las elecciones generales de Gran Bretaña y las regionales de Francia, esto sucede gracias a que, a pesar de que lo peor de la crisis parece haber pasado el impacto sigue en la memoria de todos, lo que abona en gran medida a la baja popularidad del gobierno socialista de François Hollande, que no pudo revertir la crisis económica.

Por su parte, Pekín se vio obligado a mantener el crecimiento económico para sostener la estabilidad social, pero la amenaza latente a la supuesta estabilidad no está solo en la industria, sino que al régimen comunista también le preocupa que algunas regiones de China se contagiaron en 2015 del movimiento pro democracia que sacudió a Hong Kong entre septiembre y diciembre del año 2014.

Es evidente que lo ocurrido en el mundo en estos meses obligará a los pesimistas a reconsiderar su idea de que el mundo retrocede de manera permanente hasta llegar a su autodestrucción y los optimistas que soñábamos encontrar en 2015 un mundo más ordenado y estable, a postergar con la misma inocencia nuestras esperanzas, pero ahora sí con una perspectiva verdaderamente fundada.

https://www.facebook.com/ricardotorressaltillo?fref=ts
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@Ricardo Torres_1
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5 6