×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
27 Diciembre 2016 03:00:00
Negro panorama en tierra Raider
Ventaja cómoda con poco tiempo de juego, situación de corto yardaje, una jugada rota y de pronto, el silencio. Derek Carr, el mariscal de tercer año de los Raiders, supo de inmediato que su pierna estaba rota y sus gritos hacia la banca eran lo único que se escuchaba en el Coliseo de Oakland.

El sentimiento general de desolación invadió el resto del partido en el que los Raiders vencieron a los Potros de Indianápolis. Muchos culparon a Jack del Río, por la selección de jugadas o simplemente por hecho de tener en el juego al quarterback, otros más pensaron en si hubo mala fe en la tacleada, pero en realidad no había mucho qué hacer.

El diagnóstico confirmó la fractura en la fíbula de la pierna derecha de Carr y la necesidad de una operación, curiosamente el mismo día que otro joven quarterback, Marcus Mariota, sufrió la misma lesión y dejó eliminado a sus equipo.

Los Raiders poco a poco se convirtieron en protagonistas, con una ofensiva que se volvió espectacular y una defensa que tuvo que mejorar semana a semana, pero en realidad todos sabían que el liderazgo y fuerza dependían de la posición de mariscal de campo, que representaba el egresado de Fresno State.

En la mente de algunos expertos, la probabilidad de una Final de Conferencia entre Raiders y Patriotas era alta, ahora luce muy lejana.

Los Raiders podrían argumentar que la razón de que Carr estuviera aún en un juego prácticamente ganado era que aún pueden ganar la primera posición de la Conferencia Americana y así jugar todos los playoffs en casa, pero ahora ganar un solo partido del brazo de Matt McGloin luce muy complicado.

Si bien algunos se quieren aferrar a una historia al estilo Tom Brady, donde una selección baja del Draft tome control y gane un campeonato, en esta ocasión eso luce lejano, simplemente por el hecho de que Brady concretó la hazaña al quedarse la mayor parte de la temporada al mando, mientras que McGloin apenas tendrá una semana de prueba antes de entrar al gran escenario.

Ahora el peso ofensivo pasa a los jugadores veteranos, que encabeza Michael Crabtree y a nombres como Amari Cooper o Latavius Murray.

Tal vez la historia del jugador de Penn State pueda parecerse más a la de Kurt Warner en 1999, un jugador no seleccionado que terminó por ganar el MVP en un Super Bowl, por ahora todo queda en un tal vez.

Tercera y largo

En Tennessee la lesión de Mariota dolió igual, pero el hecho de que fuera mientras el hawaiano buscaba regresar en el marcador para tener una última posibilidad de calificar a postemporada, cambia la percepción de la misma.

Mariota será operado, pero su equipo ya no tiene ninguna posibilidad de postemporada, por lo que su recuperación para el próximo año será diferente a la de su contraparte de Oakland.

El futuro luce promisorio en tierra de los Titanes, que tendrán que apostar a apuntalar su defensiva secundaria para volver a los primeros planos de la Liga.


Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2