×
Francisco Aguirre Perales
Francisco Aguirre Perales
ver +

" Comentar Imprimir
26 Septiembre 2017 04:00:00
Nerviosismo político
El ambiente festivo que antecedió a la jornada electoral de junio pasado, fue ensombrecido cuando los dos partidos políticos grandes, PRI y PAN, se trenzaron en una pugna donde se agenció cada uno el triunfo de la contienda aduciendo infinidad de delitos cometidos, logrando una serie de impugnaciones que ameritaron la intervención de las autoridades competentes para dirimirlas, provocando que el resultado de la elección quedara en suspenso.

El nerviosismo político se ha apoderado de los equipos en pugna porque, quiérase o no, la seguridad de triunfo de alguno de los candidatos, al menos hasta esta fecha, no se tiene, a pesar de que sus defensores se desgarran las vestiduras por proclamar la victoria de su protegido.

Entre tanto por los rincones palaciegos de la casa gubernamental quedan grabados los ecos, como testigos mudos, de las pláticas entre políticos que se creen dueños de la verdad, queriendo convencer del éxito de su elegido, pues saben que sentándose en la silla cuyo vértice alimenta las decisiones del Estado, lograrían un sitio del cual podrían gozar de otro periodo gubernamental y deleitarse de las mieles del poder y del dinero, que es lo que realmente les interesa.

¿Qué va a pasar si las elecciones son anuladas y los contendientes de esos dos partidos grandes ya no podrán competir por mandato de la Constitución Federal? Claro, habrá un interino que también será escogido por el actual régimen, y luego ¿quién escogerá a los nuevos candidatos de cinco años, en cuyo caso ya no tendrán mano los actuales manejadores de la política estatal?

En cuanto al PAN, sólo pregunto ¿Existe una figura con un peso específico que tenga la capacidad, la fuerza política de ser realmente un líder, no un mandamás?

Y por lo que se refiere a Morena, es cierto que abrió brecha en Coahuila, nada más que todavía está muy angosta y que si se quiere transitar por ella sobra espacio.

Los demás partiditos, protegidos por su ama de cría, sólo quieren posiciones y dinero. No conocen la vergüenza.

Se lo digo EN SERIO.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2