×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
21 Agosto 2018 04:00:00
Ni el dinero los satisface
Ha sido mucho lo que han robado muchos políticos que por desgracia tanto los mexicanos nos hemos acostumbrado, más no aceptado como algo normal. Como si fuera un requisito de todo político y su cada vez más desvergonzado acto de robar sin pena y sin discreción.

Pero no solo arrasan con las arcas del pueblo, sino esa enfermedad de no saciarse con el dinero, todavía van más allá de lo ajeno, sino de patrimonios no solamente de la nación, sino también de cualquier entidad.

En la cabecera municipal de Cuatro Ciénegas, en la parte desértica de la entidad, con sus 218 años de fundación. Junto con Parras de la Fuente es tal vez el más rico dentro de la historia política y revolucionaria no sólo de Coahuila, sino de México y el mundo, la única diferencia es que éste último municipio fue objeto de un despojo en su acervo.

Estas cálidas tierras que vieron nacer al varón Venustiano Carranza Garza, aún ignoran el paradero de lo que fueron las pertenencias, archivos y documentos del personaje revolucionario.

Un tímido reclamo se escuchó de los lugareños, que cansados de exigir que se les devolviera su acervo que desde hace 28 años les habían sido arrebatado por políticos oportunistas y que sólo han visto cómo los vestigios que recuerdan al varón de Cuatro Ciénegas se localizan en la capital del país.

"En esta casa nació Venustiano Carranza Garza", más o menos así reza la placa alusiva al origen del personaje de la historia mexicana, pero su interior que se antoja como un enriquecedor pasaje por lo que fue la vida del Varón, luce semivacío y apenas unas cuantas fotografías ampliadas vuelven a recordar al personaje en cuestión.

La Casa-Museo Venustiano Carranza sólo puede ofrecer a los visitantes copias de manuscritos, promulgaciones e iniciativas, un viejo uniforme militar y el busto de quien fuera el Primer Jefe Revolucionario del México que se disponía a ofrecer una nueva manera de gobernar a un país después de más de 30 años de dictadura.

En su interior, la directora del mismo, María del Rocío Aguirre Riestra, sobrina bisnieta de Venustiano Carranza, señala que en otra época, ese sitio lució todas las pertenencias, muebles, documentos originales entre ellos la Constitución de 1910, fotografías inéditas y otras piezas que por decreto fueron sustraídas del lugar para ser trasladadas al museo que se encuentra en la ciudad de México; sin embargo, la mayoría de esos artículos estaban en comodato y sus propietarios reclaman su devolución, sabedores que la mayoría se encuentran entre colecciones particulares.

Reconoce la profesora que el museo es propiedad de la nación y en el estado está a cargo del Instituto Coahuilense de Cultura; sin embargo el ICOCULT desconoce las condiciones en que se encuentra y opera la casa-museo y sólo el museógrafo Javier Guerrero Romero estuvo para tomar medidas del lugar, fuera de ahí se desconoce el resto del proyecto, quedando plasmado en el hielo, y al igual que cada vez que pasan las administraciones estatales sólo queda en buenas intenciones, ya que para hacer realidad ese sueño tendría que exigirse a la federación devuelvan las piezas que fueron saqueadas de Cuatro Ciénegas que de manera engañosa fueron arrebatadas de sus legítimos propietarios.

De la intención a la realidad existe un trecho tan lejano como el que hubo en una administración de gobierno, de recorrer el Varón en su andar político, porque el espacio tal vez no daría para tanto, cuando carece de todo e incluso de un espacio adecuado que facilite el manejo administrativo del museo.

Lo peor de todo es los coahuilenses no volverán a ver tan invaluables piezas que fueron sustraídas de manera engañosa, con un contrato de comodato siendo que algunas de ellas se encuentran con particulares, pero ese es nuestro México y nuestros políticos que están enfermos de poder, es decir, ya no les satisface nada, incluyendo el dinero. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria “Antonio Estrada Salazar” 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2