×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
15 Marzo 2017 03:00:00
No guarde su dinero en el banco
La cultura de ahorrar en México aparentemente es nula, los principales indicadores son los bancos con sus diferentes herramientas, así como aseguradoras que han creado nuevos portafolios con el concepto de ahorro para su retiro.

Es por medio de estas instituciones bancarias, así como aseguradoras que su preocupación por la falta de la cultura de ahorro porque son las únicas señales formales que pueden decir sobre el destino de muchos mexicanos.

Sin embargo, la preocupación que se tiene por la falta de ahorro no se trata porque estén alarmados o intranquilos sobre el futuro de tu seguridad o vejez, sino siendo realista no son ninguna institución de beneficencia ya que ese dinero genera ganancia cuando son invertidos en su amplia cartera de clientes en sus diversas disposiciones.

Lo que por tantos años atrás estuvieron trabajando las instituciones bancarias, así como aseguradoras para concientizar a los mexicanos en hacer un ahorro que genere algo de dinero en lugar de tenerlo guardado en la casa se vino abajo cuando la Secretaria de Hacienda inventó el famoso IDE que por iniciales significa Impuesto a los Depósitos en Efectivo en el 2008 en donde se cobraba de manera automática todos los depósitos en efectivo que superaran los 15 mil pesos.

Al menos eso fue en pura teoría; ya que en la práctica empezaron a confiscar todo arriba de 10 mil pesos, llegando de manera automatizada y desmedida carta invitación a los domicilios particulares a las amas de casa para que se presentaran a declarar el origen de ese dinero, siendo que los recursos provenían de sus conyugues que hacían los depósitos para hacerle frente no solo a los gastos de la casa sino también para la manutención de sus hijos.

No fue suficiente con el cobro de IDE en donde se suponía que, pagando otro impuesto anticonstitucional, puesto que se habla en la carta magna que está prohibido la doble tributación, el susto por parte de la Secretaria de Hacienda fue suficientemente fuerte para que muchos cuentahabientes retiraran cancelando las cuentas bancarias.

La afectación fue tan grande que después las instituciones bancarias arreglaron con el gobierno para que ya no se cobrara el IDE para tratar de recuperar los clientes puesto que fue un golpe duro a la banca mexicana.

En el afán de los bancos por recuperar la confianza de los clientes perdidos y aquellos potenciales empezaron a manejar el concepto de cuentas no fiscales, es decir, que no pagarían ningún impuesto y que aquellas cuentas bancarias que manejaran efectivo por arriba de los 100 mil pesos serian sujetos a observaciones por parte de la Secretaria de Hacienda para evitar el famoso lavado de dinero.

Sin embargo ésta es una mentira más principalmente de todas las instituciones bancarias, ya que cualquier fiscalista dirá lo contrario ya que no existe cuentas no fiscales, es decir, todas son fiscales y aquellas personas que nunca en su vida se han dado de alta ante la Secretaria de Hacienda y Crédito Público tendrán la sorpresa que es obligación de los bancos de sacar y dar de alta el Registro Federal de Contribuyentes fiscal por medio de la CURP y como domicilio fiscal los comprobantes de domicilio proporcionado al banco.

Además, todo aquel deposito que rebase de los 15 mil pesos mensuales el banco está obligado a emitir a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público los RFC de todas esas cuentas bancarias de manera sistematizada para que sean sujetos a observaciones de la procedencia de dinero.

Es por este motivo por el cual la Secretaria de Hacienda inició muy activo en materia de auditoria en este año en donde tan solo en el mes de enero datos proporcionados por el SAT, concluyó con 11 mil 376 auditorías a empresas y personas fiscales en donde éste último vuelve a suceder lo mismo que hace años en donde miles de ama de casa fueron nuevamente sujetas a pagos determinados de ISR o en su defecto de estar inconformes tienen la obligación de comprobar el origen de esos ingresos.

Una vez más la banca mexicana miente a los mexicanos en donde supuestamente existe un secreto bancario y que su dinero nos será sujeto a motivos de revisión o pago de impuesto por parte de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público en México, porque es falsedad sobre las cuentas no fiscales.

En donde también serán motivo de revisión como aquellos depósitos en efectivo que rebasen los 4 mil 200 pesos por medio de otros instrumentos como son las tarjetas cuyo nombre reciben “saldazo” a través de las cadenas de conveniencia Oxxo, en donde al igual que los bancos y de manera sistematizada mandan los reportes a Hacienda ya que con solo la credencial de IFE o INE y el comprobante de domicilio es suficiente información para convertirte en un contribuyente más al fisco.

Así que hay que retomar los consejos de nuestros abuelos que por algo eran sabios en guardar el dinero debajo del colchón, siendo más seguro contra las ratas de dos patas y las medidas tomadas por “lolita” que igual que los primeros les gusta llevarse el dinero que difícilmente y con sacrificios los mexicanos ahorran. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



top-add