×
Confesionario
Confesionario
ver +

" Comentar Imprimir
27 Mayo 2018 04:10:00
No le cayó nada en gracia
A Melba Farías no le cayó nada en gracia que Luis Campos esté apoyando la candidatura de Lulú Kamar.

La candidata a diputada federal de Morena ve como traición que Campos se haya sumado al equipo de la joven priísta.

A Melba se le olvida que al arranque de su campaña, Luis fue a manifestarle su solidaridad y que contara cuando menos con su voto.

Campos sigue siendo incondicional de Javier Guerrero, por eso cuando llegó a Morena fue los primeros que se puso a la orden del ex candidato independiente a gobernador.

Fue ahí cuando Melba cuestionó la lealtad de Campos.

**********

Hasta en las mejores familias hay diferencias.

En ese grupo que se llama Familia priísta las conflictos están a la orden del día.

Los apoyos que están bajando para las lideresas deben ser por igual, de lo contrario son motivo de pleitos y reclamos.

El que lleva la peor parte es Alberto Medina a quien señalan de favorecer a unos y retirarles el apoyo a otros.

Que si a unos les llevan hasta mariachis y otros no les dan ni agua.

Esa familia priísta sigue fragmentándose.

**********

El que anduvo ayer por Torreón fue Miguel Ángel Osorio Chong.

El ex secretario de Gobernación y candidato plurinominal al senado llegó para apoyar las candidaturas de Verónica Martínez y Jericó Abramo Masso.

Así nomás de entrada, Osorio se declaró coahuilense por adopción y que de llegar al Senado será uno más de los que apoyen al Estado.

El ex funcionario federal, si le alcanza para tener un lugar en la Cámara Alta, se sumaría a Verónica y Jericó, también si los votos les dan para llegar, y bajar recursos para Coahuila, los que sean necesarios.

**********

Como en cada elección, la marea roja del PRI tomó la escoba y el recogedor para limpiar las calles de Monclova.

Al frente del contingente iba Lulú Kamar y atrás cualquier cantidad de militantes que se unieron a esa campaña que llamaron “Limpiatón”.

Es una de las actividades que los priístas llevan a cabo cada vez que hay campañas políticas y en los municipios donde son oposición.

Para ellos, para los del PRI, es una forma de exhibir a las autoridades por sus supuestas fallas en la limpieza de la ciudad.

Hasta ahora es una estrategia que no le ha dado resultado al tricolor, pero le tienen fe.

**********

Para los politólogos de café, los que se reúnen cada semana, Ricardo Anaya sería el candidato perfecto, de no haber sido un traidor a ultranza.

Dicen que apresuró el tiempo, que nació prematuro y eso tiene su riesgo y su ventaja: los niños prematuros, dice la conseja popular, crecen más.

Pero tardan mucho en la incubadora…

Para cuando Ricardo Anaya esté listo, puede ser demasiado tarde.

Traicionó a Gustavo Madero, le quitó la dirigencia nacional del PAN… no lo hizo coordinador de los diputados federales en San Lázaro…

Traicionó a Rafael Moreno Valle, no le dio oportunidad de ser aspirante real a la candidatura presidencial, lo hizo gastar decenas de millones de pesos y al final, lo mandó a una lucha emproblemada por mantener la gubernatura de Puebla.

Traicionó al PRI cuando aceptó las ventajas prometidas por votar a favor del fiscal general que venía de la Procuraduría, y con las manos embarradas de lodo, acusó a los demás de andar en un chiquero.

Traicionó a Margarita Zavala, le arrebató a la mala su candidatura presidencial y se hizo a sí mismo el abanderado.

Aún así, navegó mucho tiempo en el segundo lugar de las preferencias.

Hoy, no parece posible que el voto útil se cargue de su lado, nadie le cree, nadie quiere hacer compromisos con él.

Para estos analistas de la política de Monclova y sus alrededores, Anaya no tendría mucho futuro.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2