×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
16 Mayo 2018 04:00:00
‘No le pegué, solamente la empujé’
La violencia intrafamiliar es un problema serio en Coahuila. Los agravios contra las mujeres y niños crecen en un ambiente de normalización social, a veces por vergüenza o temor al “qué dirán” o por dependencia económica y amenazas del agresor que regularmente es el compañero de vida, el esposo o pareja sentimental de quien soporta las agresiones físicas, verbales o económicas.

En una información recientemente publicada en Periódico Zócalo, el periodista Luis Durón habló del incremento en la petición de órdenes de restricción de madres de familia que son agredidas físicamente por su esposo o pareja, regularmente en el interior del domicilio, en actos extremos que atestiguan los hijos en medio de la impotencia de no saber qué hacer, o a quién pedir ayuda para controlar la situación y que la violencia pare de una vez por todas.

La publicación revela además, que durante 2017 se emitieron tres mil 544 medidas de protección para mujeres víctimas de la violencia y de acuerdo con datos del Centro de Empoderamiento y Justicia para las Mujeres, en el primer bimestre de 2018 se emitieron 382 órdenes de restricción para mujeres en la entidad.

La función de los efectivos municipales, que son la autoridad de primer contacto en caso de emergencia o cuando una mujer pide apoyo ante la situación de violenta intrafamiliar, juegan un papel importante a la hora de la detención o sometimiento del agresor. Porque la violencia que se denuncia, no puede ni debe quedar impune aunque existan intentos de persuasión para que se otorgue el perdón o tráfico de influencias para que no se ejercite acción penal contra el agresor.

En estos casos, la Unidad Especializada en Violencia contra las Mujeres, Delitos Sexuales en contra de Niños, Niñas y Adolescentes está facultada para otorgar medidas de protección a la madre y los hijos por un periodo de 60 días a partir de la denuncia por lesiones presentada ante el Ministerio Público adscrito a esta oficina que depende de la Fiscalía General del Estado.

La violencia puede ser un factor detonante de la disolución del vínculo matrimonial. Con las modificaciones al Código Civil, aprobadas en 2013, se introduce la figura del divorcio incausado, que es un “procedimiento por el cual el divorcio pueda ser solicitado por uno o ambos cónyuges, sin necesidad de causal sino con la simple presentación de una solicitud y convenio ante el juez de lo familiar, quien lo validará y otorgará la fuerza de sentencia”.

se ha incrementado tanto el número de parejas que deciden concluir el vínculo matrimonial en la entidad, que los juzgados están saturados y, el divorcio ya no es tan “exprés” como se ofreció inicialmente y tampoco las modificaciones a la legislación no respaldan el patrimonio de la mujer.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2