×
Verónica Martínez García
Verónica Martínez García
ver +

" Comentar Imprimir
20 Noviembre 2017 04:00:00
No más violencia contra las mujeres
El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia en Contra de la Mujer. Es una fecha significativa para ratificar el compromiso y redoblar las acciones encaminadas a terminar con las agresiones de todo tipo que sufren niñas y mujeres en el mundo.

Si bien es permanente el esfuerzo en ese sentido por parte de gobiernos, instituciones y organizaciones civiles, la efeméride nos da la pauta para reafirmar la ocupación en el tema e intensificar la concientización en la sociedad.

Nunca serán suficientes los esfuerzos y programas dirigidos al fenómeno, por lo que es una obligación del sector público en conjunto con la comunidad, de seguir trabajando para evitar que más niñas y mujeres sean víctimas de daño y sufrimiento de carácter físico, sexual o sicológico.

En los últimos años se ha visibilizado más el problema debido al incremento en las denuncias de las víctimas. La visualización permite una mayor atención por parte de las autoridades, la implementación de políticas públicas focalizadas y acciones específicas a los sectores vulnerables.

Como sociedad no podemos permitir la violencia de cualquier tipo, debemos luchar por combatirla y una de las mejores maneras de hacerlo es en la familia, en nuestro entorno. Educar a los hijos con un enfoque de equidad de género, de respeto hacia los demás, en especial a las niñas, y de formarlos bajo un esquema de responsabilidades domésticas sin distinción de sexo.

La violencia no es normal, nada justifica ejercerla. Quien padezca violencia debe buscar ayuda. En Coahuila contamos con Centros de Empoderamiento de las Mujeres y la Pronnif, como espacios de protección y atención a las víctimas de agresiones o actos que atenten contra su dignidad, ya sea mujeres adultas, adolescentes o niñas.

Tenemos una legislación que contempla como delito la violencia en sus diferentes modalidades; es hacer justicia a las víctimas de estos actos, pero sobre todo se trata de prevenirla mediante diversas acciones como pláticas, concientización, programas especiales, leyes más duras y centros de atención.

Lo mencionaba casi al inicio de este artículo: ningún esfuerzo será suficiente mientras mujeres y niñas sigan siendo objeto de agresiones. Es una tarea y un desafío de todos. Desde cualquier trinchera, hagamos el esfuerzo de prevenirla, porque anhelamos una sociedad en paz: no más violencia contra las mujeres.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2