×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
01 Octubre 2017 03:10:00
No olvidar
DICEN QUE EL TIEMPO BORRA hasta la memoria, por eso ahora más que nunca conforme pasen los días, es tiempo de no olvidar a los miles de damnificados que aún necesitan ayuda, aquellos que ni siquiera han recibido cobertura por parte de los medios de comunicación, aquellas comunidades alejadas que resultaron severamente dañadas en Chiapas y Oaxaca, donde 33 mil viviendas resultaron ser pérdida total.

ES TIEMPO DE NO OLVIDAR la unión que tenemos la gente común y corriente, que rebasó a todas las autoridades, que impidió al presidente, secretarios, gobernadores y jefe de gobierno de la CDMX, andarse placeando entre las víctimas con fines propagandísticos; no olvidar a los funcionarios y políticos que fueron corridos e insultados con coraje. Pero tampoco olvidar a los rescatistas, a los médicos y a los miles de voluntarios que sin descanso trabajaron, no olvidar a los miles de jóvenes que salieron de su apatía y rutina para demostrar que la solidaridad no ha muerto y que pueden ser la opción que necesitamos.

NO OLVIDAR EL TEATRO BARATO de los partidos políticos que dicen donarán los dineros que se les asignan y sólo lo hacen con perversos fines electoreros, alejados de toda sinceridad y honestidad, lucrando escandalosamente con la tragedia y sus víctimas; no olvidar a esos parásitos del poder que no tienen patria y sólo buscan seguir sangrando los dineros públicos sin importarles nosotros, la gente común.

NO OLVIDAR A LOS POLÍTICOS que no asomaron la cabeza por temor al repudio de la gente, que sólo les preocupó tomarse la foto cargando despensas a las que le pusieron su nombre y las siglas de su partido, esos políticos y funcionarios que esconden las despensas para cambiarlas por votos, esos mismos que ya están pensando cómo traficar con los votos de la desgracia.

NO OLVIDAR LOS REALITY SHOW que las televisoras armaron con la desgracia, no olvidar aquellos que practicaron el turismo humanitario visitando ruinas tan sólo para tomarse una selfie y presumirla en las redes sociales, no olvidar a reporteros y conductores de TV que sólo buscaron lucirse y hacer turismo; pero tampoco olvidar a los profesionales de la información que cumplieron más allá de su deber, investigando, arriesgando su integridad y salud sin buscar los reflectores.

NO OLVIDAR QUE VARIOS PAÍSES nos mandaron desinteresadamente su ayuda, no olvidar a las instituciones y personalidades que hicieron donativos, no olvidar a quienes donaron alimentos y ropa, a quienes ayudaron en los centros de acopio, a quienes transportaron las ayudas humanitarias y a quienes fueron agredidos, pero sobre todo no olvidar estas ayudas altruistas y desinteresadas de miles de mexicanos que tampoco buscaron los reflectores. Pero más importante no olvidar que la mayoría desconfiamos del uso que hagan las autoridades de esos donativos.

NO OLVIDAR LAS INMOBILIARIAS SINVERGÜENZAS que transan dando gato por liebre, que les vale la calidad de las construcciones, las leyes y reglamentos, que buscan enriquecerse groseramente y que cobardemente no dan la cara. Así como sucedió aquí en Monclova con las constructoras que defraudaron a los vecinos del sector Oriente cuyas viviendas se vieron afectadas por el ciclón Alex.

NO OLVIDAR QUE LOS PERROS rescatistas que ahora causan furor mediático y que ayudaron a rescatar víctimas, fueron entrenados por nuestras Fuerzas Armadas, no olvidar cómo –una vez más- el trabajo del Ejército es indispensable para rescatar supervivientes, apoyar a las víctimas y remover escombros. No olvidar a ese soldado que rescató los cuerpos de una madre y su hija de entre los escombros y rompió en llanto. Pero tampoco olvidar a los criminales que aprovecharon el luto y dolor para seguir atracando.

NO OLVIDAR LOS 3 MIL 433 millones de pesos que desaparecieron del Gobierno Federal, entre 2013 y 2014, a través de empresas fantasmas; no olvidar que el presidente gastó 37 mil 725 millones de pesos en publicidad, pero tampoco olvidar que ahora el gobierno pide a la población que done casas de campaña, lonas y cobijas para los damnificados. No olvidar que la deuda de Coahuila es por el mismo monto de lo que dice el Gobierno Federal que costará el rescate por el sismo y que representa tres veces y medio el monto asignado al Fonden. No olvidar el desinterés del gobierno de Coahuila por aclarar la megadeuda que sigue creciendo impunemente, pero también no olvidar el desaseo de las elecciones pasadas que ha evitado se definan aún.

NO OLVIDAR QUE NO NECESITAMOS desgracias para preocuparnos por los que menos tienen y que necesitan de nuestra ayuda y apoyo, pero sobre todo, lo último que no debemos olvidar es que México es más grande que sus gobernantes.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2