×
Arturo Guerra LC
Arturo Guerra LC
ver +

" Comentar Imprimir
10 Enero 2016 05:05:09
No se cansa no se fatiga
Del profeta Isaías, 40

¿Quién no ha probado el cansancio?  Un examen difícil, una jornada intensa, un cúmulo de imprevistos…  El cansancio es parte de nuestra vida; y aprender a manejarlo, un reto.

Una vez el pueblo de Israel se quejó de Dios ante el profeta Isaías.  Y es que en ese momento andaban ya cansados de destierros, de guerras, de humillaciones, y estaban algo desilusionados de su Dios.

El profeta respondió:  “¿Acaso no lo sabes, es que no lo has oído? El Señor es un Dios eterno y creó los confines del mundo. No se cansa, no se fatiga, es insondable su inteligencia”.

Y siguió diciendo:  “El Señor da vigor al fatigado. Y al que no tiene fuerzas, energía. Incluso la gente joven se cansa y se rinde, los más valientes tropiezan y caen; pero aquellos que ponen su esperanza en el Señor, renuevan sus fuerzas. Les nacen alas como de águila. Corren y no se cansan. Caminan y no se fatigan”.



Lo que quiere hacer Dios es meterse en nuestro cansancio y desde ahí acompañarnos, descansarnos, levantarnos y lanzarnos con gran fuerza.  Viene a renovarnos y a sembrar en nuestro corazón un entusiasmo y una generosidad tales que aunque nos cansemos no nos cansemos.  El Señor infunde en nuestro corazón su fuerza y entonces podemos seguir caminando cada vez con más vigor.  

No que no nos cansaremos sino que con una fuerza interior que viene de Dios nos vamos renovando cada día y podemos seguir trabajando y amando.

Cuando el Papa Francisco volvió a Roma de su viaje maratónico a Brasil escribió en su cuenta de Twitter:  "He regresado a casa y les aseguro que mi alegría es más grande que mi cansancio".

Aprendamos en la escuela de nuestro Dios a correr sin cansarnos y a caminar sin fatigarnos.

 
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2