×
Querida Abby
Querida Abby
ver +
Jeanne Phillips escribe “Querida Abby”, la columna de consejos más leída en el mundo. Ella es la hija de Pauline Esther Friedman Phillips, quien fundó “Querida Abby” en 1956. En la columna de Diciembre de 2000, la señora Phillips presentoó a Jeanne como co-creadora de Querida Abby. Ambas empezaron a compartir el nombre Abigail Van Buren y las dos fueron fotografiadas en la columna. Jeanne asumió oficialmente el mando de Querida Abby en Agosto de 2002, cuando la familia Phillips anunció que Pauline había sido diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer. Jeanne continuó escribiendo bajo el seudónimo de “Abigail Van Buren”. “Querida Abby” es publicada en más de mil 400 periódicos en los Estado Unidos con una combinada circulación de 110 millones. En (el sitio en internet de Querida Abby) la columna reporta entre 5 mil a 10 mil cartas por semana, buscando consejos acerca de una gran variedad de situaciones personales. Jeanne ha aparecido en varios programas de televisión, incluyendo CNN con Larry King en vivo. Muchas prestigiosas organizaciones nacionales la han reconocido por su trabajo y esfuerzo en educar a sus lectores de diferentes temas relacionados con salud, seguridad, y la aceptación de diversidad de culturas.

" Comentar Imprimir
25 Abril 2011 04:00:19
Novia enferma de celos
QUERIDA ABBY: Soy un estudiante de 16 años y tengo dos años de andar con mi novia, “Maddie”. Vamos a diferentes escuelas y últimamente la confianza se ha convertido en un problema grande.

Piensa que la estoy engañando, lo cual no es cierto, pero no deja de recalcarlo. Constantemente peleamos por cosas pequeñas. Me llama a la casa y se enoja si no estoy ahí cuando piensa que debería. La semana pasada, me dio un ultimátum: Que deje los deportes o me deja.

Abby, éste es mi último año en la escuela y el último voy a jugar. Amo a Maddie pero no estoy seguro que ella tenga derecho a darme semejante ultimátum. No sé qué hacer. Por favor ayúdeme. “CENTRO” DE LA CONTROVERSIA.

QUERIDO “CENTRO”:
Por favor no dejes los deportes para poder disminuir las inseguridades de tu novia. Una persona que te ama no exigiría semejante sacrificio. Si cedes, lo lamentarás en el futuro. Pregúntate a ti mismo: ¿Qué exigirá después? Nadie debe dar un ultimátum a menos que esté preparado para perder. En este caso, parece que tu novia dejó caer el balón. Su exigencia está fuera de límites. Ignórala.

QUERIDA ABBY:
Mi esposa, “Jan”, está teniendo problemas relacionados con mi difunta esposa, “Ellen”. Ellen y yo estuvimos casados 31 años. Construimos un negocio juntos y criamos a tres hijos. Obviamente tengo toda una vida de recuerdos asociados con ella. Admito que todavía lloro, pero he tratado de seguir adelante. No puedo mencionar el nombre de Ellen cuando estoy con Jan.

Ella dice que cinco años deberían ser suficientes para “olvidar”. Cuando nos casamos hace dos años, ella se mudó a mi casa porque era más grande y estaba más cerca de mi negocio que el de ella. Jan ahora dice que no tiene un “lugar” en esta casa, aunque nos trajimos la mayoría de sus muebles y vendimos los míos.

Abby, Jan no me deja tener una foto de Ellen, ni siquiera en un cajón. Tuve que comprarle otro piano porque se negaba a tocar el piano que Ellen había tocado, ni consideraría determinada marca de carro para reemplazar el suyo porque Ellen había manejado esa marca de carro. Dice que se siente como “la otra mujer” en nuestro matrimonio. No es un trío y no estoy tratando de moldearla en mi primera esposa. ¿Cometí un error casándome apenas tres años después de que mi esposa murió? ¿Soy desconsiderado de los sentimientos de Jan, o ella está siendo poco razonable? TEXANO VUELTO A CASAR.

QUERIDO TEXANO:
No es raro que una segunda esposa que se muda a una casa existente quiera “esterilizar” el interior para hacerla suya. Sin embargo, estoy de acuerdo que la reacción de Jan es extrema. Obviamente se casó con una mujer con graves inseguridades. Su insistencia en que el nombre de la madre de sus hijos no se ha mencionado, ni tener una foto de ella, ni siquiera en un cajón, es irrealista y de mano dura.

Si cometió un “error” puede haber sido casarse mientras todavía estaba de luto.

Debido a que usted y Jan están en desacuerdo, yo recomiendo programar algunas sesiones con un consejero matrimonial.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2