×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
30 Septiembre 2020 04:00:00
Nuestra reconstrucción es para seguir seguros
Escuchar Nota
El Partido Revolucionario Institucional siempre se ha nutrido de una pluralidad de ideas que difieren en lo circunstancial y secundario, pero nunca en lo elemental. Estas divergencias es lo que hace a un partido más fuerte. A diferencia de otros institutos que surgieron de manera incidental, nuestro partido nace de una de las revoluciones más importantes en el contexto mundial: la Revolución Mexicana.

Recordemos que partidos como Acción Nacional no hubieran nacido si el profesor Plutarco Elías Calles no le hubiera dado la oportunidad a uno de sus fundadores para ocupar la cartera de lo que hoy es el Banco de México; ni tampoco debemos de olvidar que uno de los próceres del Partido de la Revolución Democrática fue integrante del Revolucionario Institucional, y a quien el propio Calles lo impulsó en su carrera militar.

Como militante del PRI reclamo y asumo lo que considero es la voz callada de muchos ciudadanos de nuestra ciudad y de nuestro estado. Invito a todos que sienten pasión por la política, a que se desarme de una vez por todas la intransigencia ideológica y pragmática que lejos de significar fortaleza son flaquezas que demeritan la práctica política en la sociedad.

Considero que para nutrir y fortalecer nuestra formación y nuestra condición como ciudadanos a que busquen a los candidatos más idóneos en el concurso municipal, estatal y nacional; de tal manera propongo que busquemos en los candidatos próximos a elegir lo siguiente:

1. Un mejor conocimiento de los candidatos, respecto a la plataforma política, pero más importante, esto iría a acabar con la improvisación ideológica.

2. Hacer política todos los días. La política no necesariamente implica militar en un partido. Preocuparse por los semejantes, involucrarse en los problemas de nuestro vecino, de nuestra calle, de nuestra colonia y de nuestra ciudad también es hacer politica. No podemos demandar nada como ciudadanos si no nos involucramos de manera continua en nuestra sociedad. Porque política es eso, contribuir a cambiar las injusticias y lo que no nos parece de una realidad.

3. Acrecentar con fuerza incluyente el poder de las mujeres, de los jóvenes y las personas mayores. Las mujeres siempre presentan mayor formalidad y responsabilidad en las actividades diarias, los jóvenes forman parte del ímpetu y la imaginación que muchos van perdiendo. Las personas mayores siempre desde la historia son sinónimo de sabiduría, ecuanimidad y templanza. Cuando hablo de estos poderes me refiero a una participación activa, diversa, complementaria y más que de forma de fondo.

4. Vivimos en un mundo globalizado y excesivamente cambiante; no debemos conformarnos con una sola mirada a los problemas. Un candidato debe levantar la vista para integrar puntos de vista, para atender con mayor objetividad y certeza la complejidad de una sociedad más plural, más abierta y más participativa.

A final de cuentas, son solo cuatro puntos de lo que debemos fijarnos al decidir nuestro voto. Como militante, yo creo que mi partido, el PRI, cuenta con las mejores condiciones para representarnos.

Queda mucho por hacer en términos de construir una cultura política que supere dogmas y aliente la discusión de ideas para enriquecer la diversidad. Hoy, en el PRI, se obliga y se exige a actuar con reflexión y a trabajar verdaderamente con pasión.
Imprimir
COMENTARIOS