×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
17 Septiembre 2016 04:08:01
Nuestro gran país
Más allá de recordar los errores militares de nuestros primeros héroes o de cuestionarnos las razones por las cuales festejamos el inicio de la guerra por la independencia y no los acuerdos que dieron fin a la lucha armada.

Más allá de discutir si en el mundo globalizado en el que habitamos cada vez somos más dependientes de las grandes potencias, especialmente de nuestro vecino del norte; o de quejarnos de nuestra circunstancia y permanente crisis social, económica y política

Más allá de mostrar nuestro lado más amargo y pesimista, creo que habría que subrayar la calidad de país del que formamos parte y del cual tenemos que sentirnos muy orgullosos y comprometidos. Es un honor y una dicha ser mexicano.

Nuestro México tiene identidad, posee una personalidad única, valiosa, hermosa, impresionante. Pocas naciones cuentan con el bagaje y diversidad cultural de nuestra gran nación.

Nuestras raíces históricas son milenarias. Por un lado la fuerza, dignidad, orgullo y riqueza de las naciones precolombinas; y junto a ellas, el empuje y (en ese momento) la modernidad de la cultura española. Una mezcla que generó una nueva raza y una cultura con su lengua, sus creencias, valores y tradiciones.

A dos siglos de vida independiente, México cuenta con elementos culturales que le permiten competir en ese renglón con cualquier país del mundo. Aspectos que nos identifican y nos llenan de orgullo.

Seamos objetivos. Pensemos en todo aquello que nos resulta cotidiano y que nos caracteriza, e intentemos hacer un comparativo con naciones de cualquier continente. Sin temor a equivocarme estoy seguro de que algunos países compiten con nosotros pero la gran mayoría sale en gran desventaja. Pensemos por ejemplo en la cocina, la bebida, la música, el baile, la vestimenta folclórica y los pueblos nativos de nuestras tierras, y tratemos de repasar si hay elementos similares que identifiquen a otras naciones. En muy contados casos los vamos a encontrar.

Nuestra riqueza gastronómica es única y es reconocida en cualquier país del mundo. La disfrutan y la valoran propios y extraños. En cualquier gran ciudad se pueden encontrar restaurantes italianos, japoneses, chinos, españoles, cubanos y obviamente mexicanos. No ocurre lo mismo con la cocina norteamericana, por citar un ejemplo y en aras de hablar de nuestro poderoso vecino del norte.

Además tenemos un par de bebidas, aunque muy especialmente el tequila, que se relacionan con México (y únicamente con México) y que son apreciadas en todos los rincones del planeta. No recuerdo una bebida que identifique, por ejemplo, a los canadienses (por tomar en cuenta al otro socio comercial), pero tampoco a la gran mayoría de los países

Lo mismo ocurre con la música y el baile. Tenemos en ambos aspectos sonidos, movimientos, vestuarios que nos identifican en cualquier lugar del mundo. Nuestra fuerza folclórica es hermosa y sorprendente.

Los espacios arqueológicos maravillan a los habitantes de todo el mundo. Rusos, alemanes, israelitas, australianos, todo el mundo sabe que los aztecas y los mayas están en nuestra sangre.

Todos los pueblos latinoamericanos se identifican con artistas mexicanos del presente y del ayer. Vicente Fernández, Juan Gabriel, Luis Miguel, Cantinflas, Pedro Infante, Agustín Lara, Chespirito, José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán y muchos muchos más están en el ánimo y el corazón de los países de habla hispana.

Hablar del chile, las tortillas, los tamales, los tacos, el mole y la cochinita pibil, es hablar de México.

Hablar del tequila y el mezcal es hablar de México

Hablar del mariachi y los sones veracruzanos es hablar de México

Hablar de Frida Kahlo y Diego Rivera es hablar de México

Hablar de la Virgen de Guadalupe es hablar de México

Hablar del náhuatl es hablar de una lengua viva y es hablar de México

Hablar de hermosas playas, de impresionantes paisajes, de gente amable, de seres humanos con buenos valores, de familias que procuran la unidad, de seres humanos que valoran su pasado histórico y están dispuestos a luchar por un mejor futuro para su país, hablar de buenos doctores, excelentes maestros, de gente que trabaja con responsabilidad y pasión, hablar de todo ello es hablar de México.

¡¡¡¡¡Viva México!!!!!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2