×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
21 Marzo 2019 03:44:00
Nuevos billetes
Desde que la gente entra en los baños públicos con el celular ha dejado de grafitearlos: otra prueba de que la tecnología está acabando con las tradiciones.

En Suiza. Mil francos (19 mil 227 pesitos mexicanos). Hasta ahora, habían sido los billetes de 500 euros los más socorridos por los malosos; pesaban lo mismo, ocupan igual volumen pero “valen” más (como 6 veces) que los billetes que los seguían: los de 100 dólares (EU canceló sus billetes de mayor denominación en diversas fechas, con similares pretextos). Con estos nuevos billetes, los suizos vuelven a su divisa, el franco, más atractiva para los interesados en transportar efectivo.

BILLETES GRANDES DE DÓLARES

Wikipedia: “Notas o billetes estadunidenses de gran denominación (billetes de banco con un valor nominal de 500 dólares o más) se habían utilizado en los Estados Unidos desde fines del siglo 18. El primer billete de 500 fue emitido por la Provincia de Carolina del Norte, autorizado por la legislación de 1780. Virginia rápidamente siguió su ejemplo y autorizó la impresión de billetes de 500 y 1,000 en 1780 y los billetes de 2,000 en 1781. Los bonos del tesoro de alta denominación se emitieron, por ejemplo, durante la Guerra de 1812 (1,000 dólares autorizados por una ley de 1812). Durante la guerra civil americana, la moneda de la Confederación incluyó billetes de 500 y 1,000 dólares. Durante el periodo de emisión de los billetes federales (desde 1861 hasta el presente), los primeros billetes de alta denominación incluían bonos a tres años con intereses de 500, 1,000 y 5,000 dólares, autorizados por el Congreso en 1861.

En total, se emitieron 11 tipos diferentes de moneda estadunidense en billetes de alta denominación en casi 20 fechas de series diferentes. Los certificados de oro de la Serie 1934 (100, 1,000, 10,000 y 100,000 dólares) se emitieron después de que se revocó el patrón oro y el oro fue confiscado obligatoriamente por orden del presidente Franklin Roosevelt el 9 de marzo de 1933 (ver Orden Ejecutiva de los Estados Unidos 6102). Las notas de la serie 1934 se utilizaron solo para transacciones intragubernamentales (es decir, el Banco de la Reserva Federal) y no se emitieron al público. Esta serie se suspendió en 1940.

Aunque todavía son moneda de curso legal en los Estados Unidos, los billetes de alta denominación se imprimieron por última vez el 27 de diciembre de 1945 y se suspendieron oficialmente el 14 de julio de 1969 por el Sistema de la Reserva Federal debido a la ‘falta de uso’. Los de 5,000 y 10,000 dólares efectivamente desaparecieron mucho antes de esa fecha. La Reserva Federal comenzó a sacar de circulación la moneda de alta denominación (destruyendo los billetes grandes recibidos por los bancos) en 1969. Al 30 de mayo de 2009, se sabía que solo existían 336 billetes de 10,000; 342 billetes restantes de 5,000; y 165 mil 372 billetes de 1,000 restantes.

Debido a su rareza, los coleccionistas a veces pagarán considerablemente más que el valor nominal para adquirir los billetes. Algunos están en museos en otras partes del mundo. En su mayor parte, estos billetes fueron utilizados por los bancos y el Gobierno federal para grandes transacciones financieras. Esto fue especialmente cierto para los certificados de oro de 1865 a 1934. Sin embargo, en su mayor parte, la introducción de un sistema de dinero electrónico ha dejado obsoletas las transacciones de efectivo a gran escala.

Cuando se combina con las ‘preocupaciones’ sobre la falsificación y el uso de efectivo en actividades ilegales como el tráfico de drogas ilegales y el lavado de dinero, es poco probable que el Gobierno de los EU vuelva a emitir una moneda de gran denominación en un futuro próximo, a pesar de la inflación que se ha producido desde 1969 (un billete de 100 dólares ahora vale menos, en términos reales, que un billete de 20 en 1969).

https://en.wikipedia.org/wiki/Large_denominations_of_United_States_currency
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2