×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
24 Julio 2018 04:00:00
¡Oblígame, prro!
Una señora que tenía un fuerte dolor de muelas fue al dentista, el doctor le pidió que se acomodara en el sillón y abriera grande la boca para revisarla. Cuando comenzó a inspeccionarle la dentadura, le dice:

–Disculpe, señora, pero ¿ya se dio cuenta de que me está, este… agarrando de los testículos?

–¿Verdad que no nos vamos a hacer daño, doctor?

Andrés Manuel López Obrador es como los perros de vecindad: no está contento si no le está ladrando a alguien. Aunque no muerda; el chiste es hacerla de tos. ¿Será así como marido? Pobre de doña Betty.

–Mi vida, te hice unos huevitos motuleños, como te gustan.

–Huevos, huevos, ¿quién quiere huevos? ¿Por qué no podemos desayunar hot cakes?

–Porque ayer que te hice hot cakes, me dijiste que querías huevos, Andrés Manuel.

–Pues sí, pero ayer es ayer y hoy es hoy.

–Bueno, ya, tómate tu tecito.

–¡A mí no me gusta el te! Ni que fuera señoritingo inglés.

–Ya lo sé, mi vida, por eso en realidad te preparé un café.

–Pues ahora no lo quiero.

–Aquí está entonces tu leche, Andrés.

–Está fría.

–Te la voy a calentar.

–Es que me quema.

–Bueno, Andrés Manuel, pero lo importante es que ya ganaste la Presidencia.

–Sí, pero ese Dan T. me sigue criticando todos los martes y jueves.

–Pero no le hagas caso, ya ves que está loquito, como todos sus lectores.

(Nota aclaratoria: yo no creo que los lectores de esta columna estén loquitos. ¡Están locotes!) Bueno, pero volvamos con Andrés Manuel. Alguien, tal vez Tatiana Clouthier, debería envolverlo en periódico, como a los aguacates, a ver si así madura. Ya ganó la Presidencia: ¡y sigue haciéndola de tos!

Por un lado, trae pleito casado con el INE por la multa que le impuso a Morena. Según AMLO, es una venganza de los consejeros, pero la verdad es que la mayor parte del dinero del fideicomiso que supuestamente era para los damnificados se usó de manera ilegal para las campañas de los morenos. El INE lo investigó y lo demostró con pruebas, pero supongamos que todo fuera un invento: ¿qué diablos tiene que andarse metiendo Andrés Manuel en el pleito? Ya debería ponerse por encima de broncas absurdas y demostrar que, en serio, es el amoroso presidente que gobernará para todos y no el jefe de la nueva pandilla que controla el barrio. ¿Que no hay presidenta del partido, que es Yeidckol Polevnsky? ¿Que no hay presidente del fideicomiso, Pedro Miguel? ¿Que no hay nadie en todo el equipo de López Obrador que se pueda hacer cargo de ese asunto legal sin que el próximo Presidente de México se ponga en plan de mamarracho?

Y lo peor no es eso: ahora ya también está haciéndosela de tos a los magistrados del Tribunal Electoral. Con eso de que Andrés Manuel es más desesperado que un niño esperando a los Reyes Magos, el angelito está urgido a que le entreguen su constancia de Presidente electo. ¿Cuál es la prisa? Pues en realidad ninguna, porque no hay nada que ponga en duda su triunfo y, además, su toma de posesión es hasta el 1 de diciembre.

El Tribunal tiene como fecha límite el 6 de septiembre para declararlo oficialmente ganador de las elecciones y entregarle su papelito que lo acredita como el Presidente de todos ustedes. ¡Pues no! Andrés Manuel quiere ya, pero ya que le entreguen su constancia. Y, como a los niños malcriados, el problema es que le cumplen todos sus caprichos y hasta ahora no veo a nadie que le diga, como el duende de los memes: ¡oblígame, prro!

¡Nos vemos el jueves!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2