×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
25 Octubre 2017 04:00:00
Odebrecht y la campaña de EPN
Funcionarios de la constructora Odebrecht y empresas filiales de la misma han señalado, en diversas ocasiones que en 2012 contribuyeron a financiar la campaña del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto. Ellos han presentado evidencias para sostener sus afirmaciones. Hasta ahora las autoridades mexicanas no han ofrecido resultados públicos de las investigaciones a estas acusaciones.

Hay sólidos elementos para pensar que la campaña de Peña Nieto no fue la excepción de la estrategia de la constructora brasileña que, a partir de declaraciones de sus funcionarios, ha reconocido que hay investigaciones que se han dado a conocer que financió elecciones presidenciales en Brasil, Argentina, Perú y Colombia. Y asegura también lo hizo en México.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) vuelve a presentar declaraciones y documentos que señalan la colaboración de la constructora brasileña en la campaña presidencial del 2012. Esta vez da a conocer las declaraciones de Carlos Fadigas, exdirector de Braskem, filial petroquímica de Odebrecht, que asegura que la empresa acompañó “de tiempo completo” la campaña de Peña Nieto.

Fadigas, como otros funcionarios de la constructora brasileña y sus filiales, han colaborado con la justicia brasileña y estadunidense para aclarar el gigantesco evento de corrupción de la empresa en más de una docena de países de América Latina, el Caribe y África. El financiamiento de campañas presidenciales que se veían ganadoras fue parte del mismo. A cambio iban a recibir contratos. Así ocurrió y todo señala que México no fue ajeno a eso.

MCCI, además de la declaración, presenta documentos que dan cuenta de tres transferencias por 1.5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital, afincada en Islas Vírgenes, que ha sido vinculada por testigos protegidos en Brasil con Emilio Lozoya Austin, quien en ese entonces se desempeñaba como coordinador de Vinculación Internacional del candidato del PRI.

Nuevos documentos revelan que Peña Nieto antes de ser presidente se reunió tres veces con Marcelo Odebrecht, ahora encarcelado en Brasil por su participación en diversos actos de corrupción, entre ellos el de Lava Jato. En agosto pasado MCCI publicó documentos que muestran que en la campaña de 2012 la constructora Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares en siete depósitos a la empresa ligada a Lozoya. En Brasil testigos protegidos confirman esta información.

Estos documentos, que incluyen estados de cuenta de transferencias desde el Meinl Bank, se integraron a la carpeta de investigación FED/FEPADE/UNAI-CDMX/0001139/2017 que tiene abierta la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). Analistas y políticos de oposición sostienen que la reciente destitución de Santiago Nieto como fiscal especial de la Fepade, tiene que ver con la investigación que realizaba sobre el financiamiento de la campaña de Peña Nieto.

Las investigaciones sobre el financiamiento de campañas por Odebrecht, a cambio de recibir favores, han prosperado en todos los países, pero en México no. Eso ha generado dudas y sospechas. ¿Por qué no se investiga? ¿Por qué no se presentan resultados? ¿Qué se esconde? El comportamiento de la PGR a manos de Raúl Cervantes y ahora de Alberto Elías Beltrán no hace más que incrementar los cuestionamientos. El Presidente y su gobierno están frente a una nueva crisis y una vez más su reacción no es la adecuada.
Imprimir
COMENTARIOS



2 3 4 5 6 7 8 9