×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
11 Febrero 2017 04:00:00
Oleada de alternancia
El escritor e historiador lagunero Carlos Castañón Cuadros ofrece en la nueva edición del bisemanario Espacio 4 su visión sobre la megamarcha ciudadana Contra la Corrupción y la Impunidad, celebrada hace unos días en La Laguna. Comparto una parte:

“¡Fuera Peña, fuera Peña, fuera Peña! Así gritaron fuerte y claro los ciudadanos en las calles de Torreón. La marcha del domingo 5 de febrero fue una marcha de la dignidad. Un grito de ya basta contra la corrupción y la impunidad. Como hace años no veíamos, los laguneros tomaron las calles. Hartos, protestaron de manera pacífica y ordenada.

“Desde meses atrás el ambiente está crispado y hay notable malestar de los ciudadanos no sólo en la región, también en el país. Como nunca antes, el Estado mexicano se ha vuelto por y para la corrupción. Ese mismo Estado protege y alienta la impunidad del presidente de la República, gobernadores y autoridades locales, sin distingo de colores partidistas. La historia ya la conocemos, y casi no hay semana, en que no sepamos del saqueo que hacen políticos y funcionarios por todos lados en el país. Por supuesto, en absoluta impunidad, sin que nada pase.

“La corrupción es el telón de fondo, y el gasolinazo dio pretexto a las clases medias para participar e involucrarse en la política. Dicho de otra manera, las condiciones para la alternancia están dadas. Viene un voto de castigo y una alta participación de sectores que tradicionalmente son apáticos a la política y a las elecciones. Nada más complaciente al poder, que la indiferencia. Por lo mismo, fue notable la convocatoria que organizó un amplio y plural frente ciudadano de organizaciones civiles.

“Mientras caminábamos por la avenida Juárez, fue vibrante ver cómo los ciudadanos cantaban el Himno Nacional, a la vez que portaban banderas de México y pancartas contra la cleptocracia que gobierna. Pocas veces vemos convocatorias que reúnen a miles de ciudadanos en la protesta. Más de 4 mil, según reportaron algunos medios. De manera libre, voluntaria, la marcha reflejó el valor de la unidad.

“A diferencia de hace varios años, cuando la violencia y la inseguridad replegaron a los ciudadanos a piedra y lodo, hoy vencieron el miedo, y sobre todo, la indiferencia. De esa manera, cada grano de arena suma. Se pide a gritos un cambio que venga de abajo hacia arriba. Eran las 10 de la mañana y llegaron docenas de ciudadanos. Al principio parecían pocos. Luego se sumaron cientos, y finalmente, se reunieron varios miles. Fue impresionante para lo que tradicionalmente ocurre en esta parte del norte. Sin duda, Torreón contrasta al resto de Coahuila.

“Una mañana cálida. La marcha transcurre rumbo a la Plaza Mayor, mientras se escuchan con fuerza las voces de la multitud: ‘Moreira, bandido, el pueblo está ofendido’. En el camino, también se oye: ‘A ti que estás mirando, también te están robando’. Hace 20 años, hablar de transparencia era una rareza, una mención entre académicos. Pero justo hace dos décadas, en 1995, un grupo de valerosas mujeres (Mujeres por Torreón) salió a protestar, cacerola en mano, para exigir transparencia al Gobierno municipal.

“Al poco tiempo catalizaron la caída del alcalde de triste memoria, Mariano López Mercado. Lo que vino luego fue la alternancia histórica. Dos décadas después se vuelven a juntar peligrosamente crisis económica con crisis política. Súmele a eso ausencia de liderazgo y credibilidad. Esa mezcla provocará una segunda oleada de alternancia en el país, incluyendo las elecciones locales en Coahuila para el próximo mes de junio”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add