×
Georgina Cano
Georgina Cano
ver +

" Comentar Imprimir
22 Octubre 2017 04:04:00
Oportunidades reales
Fue el 17 de octubre de 1953 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma constitucional por la cual se reconoció el derecho a las mujeres a votar y ser votadas, sin embargo, durante muchos años posteriores a la reforma fuimos testigos de cómo la mayor parte de los cargos de elección popular y desde luego administrativos seguían siendo ocupados predominantemente por el género masculino.

Para equilibrar esta situación y pasados casi 40 años de la reforma, ante la necesidad de acciones afirmativas para lograr su efectividad, paulatinamente se fue implementando la cuota de género en los cargos de elección popular, incentivando la participación de las mujeres.

Durante algún tiempo se cubrían las cuotas de género integrando las fórmulas de candidatos hombre-mujer, lo cual constituía una simulación, ya que eran los hombres quienes finalmente ocupaban los cargos de representación popular.

Con la reforma constitucional del 2014 se garantizó la paridad de género y diversos criterios de la Sala Superior llevaron además a garantizar la paridad de género vertical y horizontal tanto en las legislaturas como en los ayuntamientos. Es el caso de nuestro estado, la Ley Electoral requiere que en las candidaturas al menos el 50% sea ocupado por mujeres en diputaciones y ayuntamientos. En virtud de lo anterior, la última elección trajo como resultado que más mujeres ocupen los cargos de diputadas y alcaldesas.

En Coahuila, mientras que en la elección del 2013 sólo una mujer fue electa alcaldesa, en 2017 fueron elegidas 15 alcaldesas, de las cuales 13 fueron candidatas postuladas por el PRI. En 2014 fuimos elegidas ocho mujeres para ser diputadas locales por el principio de mayoría, de igual manera todas candidatas del PRI y en 2017, nueve mujeres fueron elegidas diputadas por el mismo principio, cinco de ellas candidatas del PRI.

Los datos anteriores reflejan que acciones afirmativas como la implementación de la cuota de género brindan resultados positivos. Hoy más mujeres ocupan cargos de elección popular y espacios relevantes en la administración pública, representando a una sociedad de la cual forman parte en más del 50 por ciento. También los datos anteriores reflejan que no todos los partidos políticos están comprometidos con brindar oportunidades reales a las mujeres.

Sería muy positivo que tal y como lo hizo el PRI en las elecciones de 2017 y como seguramente lo hará nuevamente en 2018, los demás partidos políticos también postulen candidatas a mujeres en los distritos y municipios en donde tienen oportunidad de ganar las elecciones y no solamente en aquellos en donde de antemano saben que su posibilidad de triunfo es remota. Estoy convencida de que en todos los partidos políticos hay mujeres valiosas, preparadas y decididas a trabajar por un mejor futuro, por una mejor sociedad.

Es lamentable que aún en estos tiempos y con las reformas legales, la discriminación y la violencia política hacia las mujeres no ha terminado.

Es importante seguir luchando por que se hagan valer nuestros derechos y en ello es fundamental que las mujeres de todos los partidos políticos participen y se hagan escuchar. Se han conseguido grandes avances en materia legislativa en el ámbito político electoral, pero en la materialización de los mismos se ocupa de la voluntad de todos.

Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2