×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
09 Enero 2017 04:08:00
Oportunismo y populismo
Puede ser inútil o arriesgado tratar de entrar al terreno de la razón cuando reina la emoción, con una predisposición hostil en las redes sociales a todo lo que sea información institucional.

La peor tragedia de México es que lo que menos tiene la mayoría de su clase política, es precisamente eso, clase; la ola del populismo en muchos casos ha llevado a gobernar a ignorantes, irresponsables y cobardes, a quienes lo único que les importa es arrancar el aplauso fácil y prefieren tomar una decisión populista o incluso patear el bote para que le truene el cohete en la mano al que sigue.

Hemos llegado al punto en el que precisamente quienes crearon el escenario actual hoy son los que lucran con el descontento social. Quienes bloquearon la reforma energética por muchos años, que hubiera permitido la inversión privada que hoy nos daría mayor producción de gasolina nacional. La historia en el mundo nos ha demostrado en reiteradas ocasiones que el populismo invariablemente cobra su factura.

México pasó como país productor de petróleo del séptimo lugar en el 2011 al doceavo en el 2016; desde hace años importamos más de la mitad de la gasolina que consumimos, sólo que actualmente lo hacemos a un costo muy alto, pues el petróleo subió y el dólar también, aunado a que nuestro consumo se ha incrementado considerablemente, pues pasamos de 173 millones de litros diarios en promedio durante el periodo 2007-2012 a 190 millones de litros diarios en el 2016, esto significa que somos el cuarto país con mayor consumo per cápita, el duodécimo consumidor de petróleo en el mundo y el segundo en América Latina detrás de Brasil.

Cabe destacar que en la gestión de Fox sólo importábamos el 5% de la gasolina que consumíamos y fue justo en su sexenio cuando se inició con la ola del populismo y se empezó a subsidiar para sostener un precio ficticio. Tan sólo en el sexenio de Calderón se invirtió un billón de pesos para este fin, es decir, un millón de millones de pesos que nos hubieran servido para muchas cosas, por ejemplo, mejorar la educación, combatir la pobreza, infraestructura que nos genere inversión y desarrollo, etc. 

Como hidalguense tengo muy presente que, en el gobierno de Calderón, Hidalgo, mi estado natal, participó para que en Tula se construyera una refinería, se hizo una amplia negociación con ejidatarios para la compra de sus tierras, se contrató una deuda a través del Congreso, entre otras acciones, y qué sucedió, nada, sólo se construyó una barda que costó miles de millones de pesos y por cierto nadie se manifestó por eso.

Calderón inició con un proceso de incrementos mensuales en el precio de la gasolina, hasta llegar a un incremento del 44% y del 106% sobre el diésel, justo para evitar tomar una decisión como la que se ha tomado. No obstante, en su gestión el petróleo llegó a 101 dólares el barril, teniendo un importante ingreso conocido como excedente petrolero.

Los problemas que enfrentamos son más complejos que el precio de la gasolina. Debemos trabajar para erradicar la corrupción, luchar contra la impunidad, evitar el robo de hidrocarburos y promover la transparencia en todas las acciones de Gobierno. Más hechos concretos y no más palabras. Todos tenemos algo que hacer para cambiar nuestras circunstancias, ser más reflexivos, no sumarnos a los actos de violencia y saqueos, expresar nuestra opinión de manera libre pero constructiva, en fin, abonar para hacer una mejor patria.

El Presidente de la República ha tenido ante él una situación complicada que lo llevó a tomar la decisión más difícil de su mandato, con altos costos políticos.

El presidente Peña Nieto tiene muy baja popularidad; hoy tambien tiene la elección en el Estado de México, su estado natal.

¿Usted cree que si hubiera tenido otra opción no la habría preferido?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add