×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
02 Enero 2017 03:50:00
País del 2%
Al final la economía mexicana creció sólo 2.1% en 2016, lejos de la banda de 2.6 a 3.6% que Hacienda pronosticó en sus Criterios Generales de Política Económica para 2016. Evitemos sonrojos y no recordemos ya la promesa de campaña de llevar el crecimiento al 6% anual. México sigue siendo un país de 2%. Para el 2017 Hacienda prevé entre 2 y 3%, pero los economistas independientes ya ofrecen predicciones de 1.5 a 1.7 por ciento.

En inflación, hemos perdido los niveles inferiores al 3%. El índice de precios al consumidor cerró en cuando menos 3.5% en 2016, mucho más que el 2.13% de 2015. Pero esto es apenas el preludio. Las alzas en gasolina, dólar y salario mínimo impulsarán el índice por arriba del 4% en 2017, y un 5% no se antoja ya imposible.

El tipo de cambio ha vuelto a ser un termómetro de los problemas económicos nacionales. El 29 de enero de 2015 el tipo fix, que el Banco de México usa para solventar obligaciones, se encontraba en 17.2065 pesos por dólar. Para el 30 de diciembre de 2016 alcanzaba 20.6194. El tipo del 31 de diciembre de 2014, 13.0843, parece ya prehistoria. El precio del dólar, fundamental en la economía mexicana, ha aumentado 57.6% en apenas dos años.

El impacto económico general del desplome del peso ha sido hasta ahora reducido. El mercado interno ha mantenido un vigor sorprendente en las circunstancias. En septiembre el consumo privado en el mercado interior registraba un crecimiento anual de 3.6%. Pero las consecuencias de la depreciación se harán sentir cada vez más. Los economistas profesionales saben que la depreciación de una divisa no es más que la disminución del poder de compra de los ingresos en esa moneda.

Lo peor es que estamos dejando un legado venenoso a nuestros hijos. La deuda bruta del sector público, que en 2010 era de 31.8% del producto interno bruto, alcanzó 44.6% en 2015 (cefp.gob.mx). En 2016 cerró por arriba de los 9.6 billones de pesos (la SHCP ha dado cifras hasta noviembre), lo cual es alrededor de 49% del PIB.

La filosofía de los políticos mexicanos ha fracasado. Nos dijeron que el Gobierno tenía que gastar más para generar crecimiento y prosperidad aunque contratara deuda. La verdad es que no tuvimos crecimiento, pero sí deuda. El gasto público mexicano es profundamente ineficiente. Los servicios de seguridad, educación y salud son de pésima calidad. El dinero público se desperdicia en burocracias, programas sociales para compra de votos, bonos para los políticos o conciertos de fin de año.

El sostén de la economía ha sido durante años el sector privado, particularmente el exportador, pero hoy se encuentra amenazado por un presidente electo proteccionista en los Estados Unidos que ha prometido renegociar o abrogar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Es difícil saber qué tanto podrá o querrá Donald Trump cumplir con una acción que golpearía también la economía de Estados Unidos, pero la simple amenaza ha sido suficiente para detener proyectos de inversión en México.

Quizá lo único que cabe añadir es que nuestro país ha tenido una mayor capacidad de reinventarse cuando hay dificultades. No hay nada peor para una economía que necesita reformas que la complacencia. Pero en este difícil inicio de 2017 no hay mucho espacio para ser complacientes.

Políticos

Mientras el alcalde Cuauhtémoc Blanco de Cuernavaca y el gobernador Graco Ramírez de Morelos se pelean por los mandos y el poder, la ciudad vive en un estado lamentable con pésimos servicios públicos. Pero todos los políticos justifican siempre su búsqueda de poder diciendo que lo hacen para servir a los ciudadanos.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add