×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
06 Abril 2020 04:07:00
Pandemia
Escuchar Nota
Globalización, coronavirus y nuestras cadenas de suministros médicos precarios, por F. William Engdahl: “Los graves riesgos y peligros en el proceso de subcontratación mundial y la llamada globalización de los últimos 30 años se están volviendo severamente claros con la emergencia de salud en curso en China, que amenaza las cadenas de suministro mundiales vitales desde China hacia el resto del mundo.

“Existe un peligro en términos del sistema mundial de atención médica. Si el cierre forzado de la fabricación de China continúa durante muchas semanas más, el mundo podría comenzar a experimentar escasez o falta de medicamentos vitales y suministros médicos.

“La razón es que durante las últimas dos décadas, gran parte de la producción de medicamentos y suministros médicos, como máscaras quirúrgicas, se ha subcontratado a China o simplemente ha sido fabricada en China por empresas chinas a precios mucho más baratos, lo que ha obligado a las empresas occidentales a cerrar sus negocios.

“Según la investigación del Congreso, el 80% de los medicamentos actuales consumidos en EU se producen en China. Esto incluye compañías chinas y compañías farmacéuticas extranjeras que han externalizado su fabricación de drogas en empresas conjuntas con socios chinos.

“Según Rosemary Gibson, autora de un libro de 2018 sobre el tema, la dependencia es más que alarmante: hoy alrededor del 80% de todos los ingredientes farmacéuticos activos en EU se fabrican en China.

“‘No son solo los ingredientes. También son los precursores químicos, los componentes químicos utilizados para fabricar los ingredientes activos. Dependemos de China para que los componentes químicos construyan una categoría completa de antibióticos conocidos como cefalosporinas. Se usan en los EU miles de veces al día para personas con infecciones muy graves’, advierte”.

“Los medicamentos fabricados en China hoy incluyen la mayoría de los antibióticos, píldoras anticonceptivas, medicamentos para la presión arterial, anticoagulantes, varios tipos de drogas contra el cáncer, la penicilina, el ácido ascórbico (vitamina C), la aspirina, medicamentos para tratar el VIH, el Alzheimer, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, el cáncer, la depresión, la epilepsia, etcétera.

“Pocos de estos medicamentos están etiquetados como ‘fabricados en China’, ya que las compañías farmacéuticas en EU no están obligadas a revelar sus fuentes. La dependencia de China de medicamentos y otros productos de salud es tan grande que ‘si China cerrara la puerta mañana, dentro de un par de meses los hospitales en EU dejarían de funcionar’. Eso puede no estar muy lejos.” http://www.informationclearinghouse.info/53053.htm


Multa

Simon Black: “¿Estás listo para lo absurdo de esta semana? Hombre multado con casi $7 millones por pintar su propia propiedad. En 2002, el propietario de algunos almacenes en ruinas en la ciudad de Nueva York decidió hacer uso de la propiedad.

“Contrató a un artista para decorar los almacenes con graffiti y curar el arte del graffiti de otros. Pronto se convirtió en un bullicioso centro de arte, con artistas alquilando espacio para hacer su trabajo. Pero después de 11 años, el propietario decidió demoler los almacenes para dar paso a apartamentos de lujo. “Los artistas demandaron para proteger ‘sus’ graffitis. Pero el dueño de la propiedad siguió adelante y blanqueó la obra de arte mientras la demanda continuaba. Después de años de batallas legales, el tribunal se puso del lado de los artistas y condenó al propietario a pagar $6.75 millones a los artistas cuyo trabajo borró. En apelación, otro tribunal confirmó esa decisión.

“Resulta que no tienes derechos de propiedad cuando se trata de arte. Nueva York tiene una Ley de Derechos de Artistas Visuales. No importa quién posee el arte o el edificio al que está adherido. Los artistas aún mantienen ciertos derechos sobre su trabajo, incluso si se vende (o si nunca fueron dueños de los lienzos). Entonces, en Nueva York, es mejor tener cuidado de a quién dejas decorar tu propiedad. Puede convertirse en su propiedad”.
Imprimir
COMENTARIOS