×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
26 Mayo 2018 04:00:00
¿Para qué serviría al PRI y PAN la mayoría absoluta en el Congreso?
En la otra fase de la guerra contra Andrés Manuel López Obrador, el gobierno de Enrique Peña Nieto así como el PRI, PAN y PRD, están pugnando por conseguir en el Congreso de la Unión a partir de la 64 Legislatura las dos mayorías: La absoluta, de la mitad más uno, y la colegiada, de los dos tercios. O cuando menos una.

Cuando menos una, que sería la absoluta, porque entonces pondrían a parir a Andrés Manuel desde el momento en que quisiera que fuese aprobado su proyecto de paquete fiscal anual, el que deberá enviar cada 6 de septiembre.

Proyecto en el que el tabasqueño fundamenta prácticamente todas las promesas sociales que, en este preciso momento, está lanzando a todo el país, en su campaña presidencial.

Definitivamente el primer paquete económico y fiscal –el del ejercicio fiscal para 2019- sería importantísimo para el nuevo gobierno, si lo gana AMLO como parece que sucederá.

Ahí es donde se quieren atrincherar. De ahí la insistencia del PRI a través de su candidato presidencial de machacar contra candidatos al Senado morenistas como Nestora Salgado, a quien Meade insiste en acusar de secuestradora cuando ya le demostraron al priísta que esto que dice es una infamia absoluta. Una mentira.

¿Qué es lo que con tanto ahínco ofrece López Obrador, y que tanta expectación y entusiasmo está provocando en la población? Verbigracia he aquí algunos datos: 2400 pesos mensuales para estudiantes de preparatoria; 3600 pesos mensuales para jóvenes que se capaciten en empresas y talleres buscando su primer oficio. Y la homologación de la pensión universal en todo el país.
Parar a Amlo en estas demandas de alto sentido social es, evidentemente, uno de los propósitos que tienen PRI, PAN y PRD para luchar por el Congreso.

No teniendo la mayoría absoluta, López Obrador tendría probablemente un paquete económico y fiscal muy diferente a como lo estaría proyectando y presentando cada 6 de septiembre.
Tendría que modificar los presupuestos anuales su secretaría de Hacienda transfiriendo programas y partidas y entonces sería acusado de dictatorial o autoritario.
Por eso es que en este capítulo de las campañas tirios y troyanos se disputan con fiereza las curules y los escaños.

Para que el PRI, PAN y PRD pudieran detener a AMLO, tendrían que hacerse, juntos, de esa mitad más uno: 251 curules en la Cámara de Diputados y cuando menos 65 escaños en la Cámara de Senadores. No será muy difícil que los consigan si, junto con sus aliados Pvem, Mc y Panal, logran fraccionar el voto, dividirlo: Que voten para presidente de la República de un determinado partido político o coalición, y voten por otros partidos para el caso de elegir legisladores.

En esto está trabajando, con desesperación, el PRI estos días, cuando Meade restriega una y otra vez que candidatos como Nestora Salgado con secuestradores. Pretende tocar hilos muy sensibles de la población. De cada cien habitantes de México, unos 38 han tenido en sus cercanías de vida a un conocido secuestrado o desaparecido. Esa es la maña pretendida de Meade: Quitarle fuerza a AMLO en el Congreso, aunque sea con una mentira atroz, como esa, en que criminaliza bárbaramente a una mujer que fue víctima.

ESTRIBO: La reforma educativa.
En lo que fue su primera reforma constitucional surgida del Pacto por México, la reforma constitucional en materia educativa, aquella noche del 20 de diciembre de 2012 dijo en la tribuna senatorial el senador del PRD y maestro de primaria Fidel Demédicis Hidalgo: “Como educador, déjenme decirles que no nos oponemos, ni nos opondríamos, ni plantearíamos que no se sometiera al magisterio nacional a evaluaciones continuas, es parte de nuestra forma de ser, es parte de nuestra esencia.

“Donde no coincidimos es que se acaten instrucciones al pie de la letra de organismos como la OCDE, y que esas instrucciones se apliquen en un país como México en donde las condiciones de cada territorio, en donde las condiciones de cada ciudad son absolutamente diferentes.

“Hay negación, y yo sí les pido que revisemos con tranquilidad el tema y que se imponga la conciencia y no la disciplina; que se imponga el compromiso que hicimos cuando hablamos con los electores, y no el compromiso con un poder cualquiera que sea este.

“Nosotros sostenemos y seguiremos defendiendo la hipótesis de que la permanencia en el empleo no puede ser producto de una evaluación o de un examen.

“El artículo 123 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos dice: ‘Toda persona tiene derecho al trabajo digno socialmente útil. Al efecto se promoverá la creación de empleos y la organización social de trabajo conforme a la ley’.

“Y en el apartado b), entre los poderes de la unión, el Gobierno del Distrito Federal y sus trabajadores, y la fracción VIII dice: ‘Los trabajadores gozarán de derecho de escalafón a fin de que los ascensos se otorguen en función de los conocimientos, aptitudes y antigüedad. En igualdad de condiciones tendrían prioridad quienes representen la única fuente de ingresos en su familia’
“Fracción IX. Los trabajadores sOlo podrán ser suspendidos o cesados por causa justificada en los términos que fije la ley’.

“Y hoy, el Senado de la República, pretende hacer esto con nuestra Carta Magna, meterla en contradicción y poner en el tercero constitucional, que no tiene que ver con materia laboral, que laopermanencia en el empleo de los educadores depende de una evaluación”.

Así debatían opositores ante oficialistas que callaban, solo esperando levantar el dedo. (Continuarán)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2