×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
11 Noviembre 2017 04:00:00
Partidocracia
Tal vez se preguntará usted estimado lector (a) para qué queremos tantos partidos políticos en nuestro país. ¿Cuál ha sido el beneficio para la democracia?.

También yo en alguna ocasión me he preguntado lo mismo y la respuesta siempre ha sido igual: ¡para nada!

El problema no es crear más partidos sino tener que ofrecer a los ciudadanos y por consiguiente al país. Hemos observado al transcurrir del tiempo que los nuevos partidos no han construido nada en beneficio de pueblo sino que han mostrado la cara sucia de la política; ese lado adverso al que dicen repudiar y que ofrecen, no solo mejorar, sino eliminar.

Ese lado nefasto y abominable llamado corrupción.

Como nadie hasta el momento ha podido erradicar ese gravísimo problema que existe en México sencillamente no tiene razón de ser el que exista una partidocracia que forma parte de un privilegiado grupo de captadores de recursos: dinero del pueblo que se destina a los grupos políticos.

¿Dónde quedó la ideología? Seguramente fue sepultada hace mucho tiempo cuando empezaron a surgir otros grupos sin fuerza suficiente para mostrar con determinación y transparencia lo que realmente se requiere en México: un cambio.

Hablar de cambio no precisamente significa modificar o inventar un nombre en un grupo político. ¡Por supuesto que no!. Hay que conocer la problemática existente para buscar alternativas de solución.

En el 2000 los mexicanos votaron por un cambio….pero ¿de qué? Solo de colores. Todo lo que se dijo en campaña, promesas y demás quedó en eso, simples promesas. Discursos incendiarios fueron utilizados para provocar coraje entre los electores contra un gobierno y ganar votos para quien creía tener la solución a todos los problemas que han aquejado a los ciudadanos.

Actualmente ya no es la partidocracia la que está invadiendo los espacios políticos en el país. Ahora vendrán las candidaturas independientes con quienes aspiran a gobernar México.

Los aspirantes, unos han renunciado al partido donde siempre militaron, donde se formaron y donde obtuvieron cargos, y abandonaron para ir tras el poder a como dé lugar.

Ese poder que muchos anhelan y muy pocos alcanzan. Lamentablemente cuando lo obtienen la soberbia los ciega, no les permite ver que los cargos son para servir y no para servirse.

Eso es lo que molesta al ciudadano, que el gobernante pierda el piso y se aleje de la realidad. No importa quien gobierne lo que se desea es que el país marche y vaya bien. Que entiendan de una vez por todas que los cargos no son regalos sino responsabilidades y compromisos.

El funcionario o gobernante debe estar consciente que debe servir al país no a un patrón temporal. De su actuación dependerá el progreso o atraso de este México que pide a gritos un cambio, sí, pero de actitudes no de colores, no de banderas.

Ya déjense de acarreos, de fotos con los pobres más pobres de los que se sirven en las campañas para luego olvidarlos. Trátenlos con dignidad no como posible voto en las urnas el día de la elección.

El electorado, hay que reconocer que se ha alejado de las urnas porque ya no cree en una clase política que ha defraudado sistemáticamente a los mexicanos. Tienen que aceptar de una vez por todas, que fueron ellos quienes hicieron desconfiados a los ciudadanos con su falta de honestidad y excesos en que han incurrido.

¿Cómo quieren que se confíe en algún partido que ha protegido raterías y fraudes?

Lamentablemente ya no se cree en grupos políticos que mucho nos ha costado sostener su permanencia a todos los ciudadanos.

Hay que creer en las personas pero aprender a diferenciar a aquellas que ofrecen solo por ofrecer alejados de la realidad, de aquellos con preparación, conocimientos y gran voluntad que desean verdaderamente servir con vocación.

…. El protagonismo ya no es aceptable ni tolerable.

…. Parece difícil ¿verdad? Pero no imposible.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2