×
Yuriria Sierra
Yuriria Sierra
ver +

" Comentar Imprimir
25 Octubre 2015 03:00:50
#Patricia
La vista desde la Estación Espacial Internacional era, para la tarde ayer, abrumadora. La fuerza de “Patricia” se resumía en esa imagen y en otra, donde se le comparaba con “Katrina”, aquel huracán que, prácticamente, destruyó la ciudad de Nueva Orleáns hace 10 años. Y “Patricia” es tres veces más grande.

Si hubiera una sexta categoría en la escala Saffir-Simpson, “Patricia” cumpliría todos los requisitos. O al menos así se definía un fenómeno jamás antes visto en la historia del planeta.

Así lo dijeron expertos internacionales, quienes desde su centro de mando monitorean el paso de un fenómeno hoy ya histórico. “Patricia” sorprendió a todos con su fuerza, pero aún más por la velocidad con la que llegó a ésta: “Quedé realmente atónito (...) Estaba sobre la parte más sustanciosa del Pacífico oriental”, dijo Kerry Emanuel, meteorólogo del MI,... “Increíble. Uno no ve
muchas cosas como ésta (...) De hecho, en el Hemisferio Occidental nunca habíamos visto algo parecido”, palabras de Jeff Masters, director de meteorología de Weather Underground.

Según lo reportado ayer por Excélsior y basado en los análisis de expertos como los mencionados renglones arriba: “Una gran cantidad de agua tibia proporcionó la energía que los meteorólogos llaman intensificación explosiva. El aire estaba más húmedo de lo normal, lo que agregó más combustible. Y al mismo tiempo, los vientos cruzados en las capas superiores de la atmósfera que
evitan que un huracán se fortalezca no se presentaron durante gran parte del jueves...”. Por esa razón, “Patricia” se transformó en un huracán de tales dimensiones.

“No es del todo inesperado el que se haya intensificado con tanta rapidez (...) Todo indicaba que se convertiría en un fuerte huracán. Es simplemente increíble la fuerza que tiene”, dijo Falko Judt, meteorólogo de la Universidad de Miami, a la revista The Atlantic. Judt, según lo reportado, también se encontró sorprendido por la velocidad del viento de Patricia, que en un momento se dijo
que podría alcanzar hasta los 500 km/h (bueno, alcanzó los inéditos 400): “Yo soy reacio a modificar las categorías, porque éstas se basan en la destrucción que causa el viento. Todo está destruido en una categoría cinco, así que todo, por supuesto, estaría destruido si hablamos de una categoría seis. Realmente no podríamos evaluar lo malo que fue el paso de la tormenta, porque ya
todo estaría destruido de todos modos, así, tan malo como se escucha...”.

Con una declaración así, viniendo de un experto, no hacen falta más detalles de la capacidad destructiva de un fenómeno como “Patricia”. Y, sin embargo, al cierre de esta columna, a las 9 de la noche, el saldo era de cero personas muertas y tampoco destrucción más allá de las impresionantes imágenes de los vientos, la caída de árboles y los deslaves por carreteras. Si hasta ahora
suena a favores de la providencia, lo cierto es que mucho, mucho ha tenido que ver la reacción temprana de las autoridades federales, locales, los medios de comunicación y la población en general para ponerse a salvo: hacer caso a las indicaciones de Protección Civil sí puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Afortunadamente, los mexicanos y las autoridades hemos aprendido algo de las dolorosísimas experiencias pasadas. A pesar de la sorpresa de la velocidad con la que Patricia se transformó en el huracán más potente en la historia, los protocolos de Protección Civil se activaron de inmediato. Ayer, alrededor de las 17:40 horas, en poblaciones de Tenacatita, El Estrecho, La Manzanilla y
Melaque, en Jalisco, #Patricia tocó tierra. Vimos un despliegue informativo de parte de todas las dependencias responsables de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos.

La providencia o Protección Civil (o las dos juntas). Insisto: hasta las 21:00 horas, no se reporta la temida devastación que vendría de la mano de #Patricia. Esperemos que por la noche vaya por sus fueros... Que amanezcamos con un saldo blanco, con una más de las sorpresas de la naturaleza, una que nos diga que los pronósticos fueron mucho más allá de lo que ocurrió en realidad.
Porque también de la realidad hemos aprendido algo...
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2