×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
23 Marzo 2018 04:00:00
Pensionissste
Pensionissste es un organismo descentralizado del ISSSTE, responsable de administrar las cuentas individuales para el retiro de los trabajadores del Instituto. En 2008 se incorporó al mercado privado de las Afores, aunque las utilidades que llega a percibir, por su misma naturaleza estatal, se reinvierten en las cuentas de sus afiliados. En su portal digital se lee que su misión es “Administrar con eficiencia el patrimonio para el retiro de nuestros cuentahabientes, maximizando su ahorro a través de la mayor seguridad en la inversión de sus recursos…”.

A la fecha, Pensionissste es la única Afore en México de procedencia estatal (pública), quizá por ello cobra la comisión más baja a los cuentahabientes en relación con el resto de administradoras de fondos.

El capital monetario que administra proviene de las cuotas de sus afiliados, así como de la rentabilidad de sus activos, que en 2017 eran cercanos a los 169 mil millones de pesos. Se estima que tiene una población afiliada superior a los 2 millones de trabajadores, los cuales reciben uno de los rendimientos más elevados por sus ahorros para la vejez, en comparación con los que ofrecen los demás jugadores del mercado pensionario mexicano.

No obstante lo anterior, en 2016 pasó al escrutinio del Congreso de la Unión una propuesta de reforma a Pensionissste en la cual se solicitaba su desregulación para darle autonomía financiera, al separarla (técnicamente) del ISSSTE y darle más libertad en la toma de decisiones de inversión.

Con ello se pretendía hacerla más competitiva en el mercado, porque era preocupante el elevado número de migraciones que tenía, trabajadores que preferían otra opción para la administración de sus recursos, lo cual se evidenció en la información que dio a conocer a los medios de opinión un diputado del Congreso de la Unión. Según él, entre 2012 y 2014 la Afore disminuyó su cartera de clientes al perder 39 mil 718 cuentas individuales, que representaban alrededor de 51 mil 232 millones de pesos. Es conveniente hacer mención que el mercado pensionario no es la excepción a la regla de los mercados en México, que se distinguen por la concentración. El mercado que nos ocupa es dominado solamente por tres empresas, que acaparan más de 60% de las cuentas individuales de los trabajadores.

La breve descripción de Pensionissste se utiliza en este artículo como coartada para comentar la inversión que recientemente hizo tal administradora en la compra de acciones de una compañía constructora. Presuntamente de-sembolsó alrededor de 400 millones de pesos en papeles bursátiles que se convirtieron en humo o se fueron por el drenaje porque la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) suspendió del mercado accionario a esa empresa, quedando prácticamente sin valor alguno.

El despropósito de tal acción tiene varias aristas desde donde se pueden realizar algunas críticas de carácter técnico y hasta éticas.

Llama la atención la opinión del presidente de la Consar, comisión que se encarga de la supervisión de las Afores, quien externo que no se quebrantó ninguna norma con la fallida operación llevada a cabo por Pensionissste, debido a que se ajustó a los parámetros que marcaba la normatividad para el tamaño de las inversión (el monto de la transacción representó 0.2% del capital de Pensionissste, lo que no rebasaba el tope establecido).

El punto de vista del dirigente de Consar es respetado porque se basa en la ley, pero fuera de ahí, no deja de ser limitado desde el punto de vista ético, particularmente porque trata de ignorar lo que ya era de dominio público: una empresa constructora con altos pasivos que la orillaban a la quiebra técnica; no obstante, entre los tomadores de decisiones de dicha Afore no hubo una racionalización en la compra de acciones y lamentablemente se despilfarró el ahorro de los trabajadores, su seguro para la vejez.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2