×
Norma Alvarado
Norma Alvarado
ver +
Lic. Norma V. Alvarado Martínez / [email protected] / Twitter: @NORMAVALVARADO / Facebook: Norma Alvarado. / Estudio Ciencias de la Comunicacion, es catedratica en la Universidad Autonoma del Noreste y en la Universidad Vizcaya de las Americas.

" Comentar Imprimir
26 Agosto 2018 04:00:00
¡Perdona y olvida!
Se acuerdan del discurso que Enrique Peña Nieto, ofreció el 18 de julio del 2016 sobre el caso de “La Casa Blanca”: “Reconozco que cometí un error, no obstante que me conduje conforme a la ley, este error afectó a mi familia lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el gobierno. En carne propia sentí la irritación de los mexicanos, la entiendo perfectamente, por eso con toda humildad les pido perdón, les reitero mi sincera y profunda disculpa, por el agravio y la indignación que les cause”. Realmente es un caso inusual, dado la importancia que tiene que provenga de un presidente de la República.

¿Pero qué significa la palabra perdón? Según la Real Academia de la Lengua, viene del latín per y donare, dar. Significa; Remisión de la pena merecida, de la ofensa recibida o de alguna deuda u obligación pendiente. Sus sinónimos son; absolución, indulto, amnistía, condonación, clemencia, indulgencia, gracia, compasión, generosidad.

Luis Valdez Castellanos en su libro “El gozo de perdonar” nos dice que el perdón es: “Hacerse el favor uno mismo, una decisión, no es algo espontáneo sino querido previamente, es decidir ver mas allá de los límites de la personalidad de otra persona y apreciarla en su conjunto y no solo en su negatividad, un proceso que nos pide cambiar constantemente, mirar de frente al mal, reconocer que bajo nuestro egoísmo, todos somos iguales, liberarte del pasado, conseguir paz, crecer, es una manera de amar y la última que me encantó: ¡ Es un estilo de vida!”

En ese mismo compendio Valdez Castellanos, menciona que normalmente al hablar de perdón, pensamos solo en individuos no en grupos. Pero también podemos sentir cólera, irritación o enfado hacia alguna institución, asociación, organismo, etc. Enrique Peña Nieto apeló al perdón de todos los mexicanos, no propiamente porque lo sintiera de corazón, sino porque así conviene a los intereses de su puesto. Pero, aún así, es digno de admirar, pues: ¿Cuándo se había visto que un presidente de la República solicitara perdón, ya no digo, en forma personal…sino a todos los mexicanos? De que le creamos es otra cosa…pero de eso no estamos hablandoooo. ¿Será que, al rato, “alguien del estado de Coahuila”, “pedirá perdón”, por los 32,000 millones de pesos que sabrá Dios donde quedaron? ¿O por la Casa Blanca de Piedras Negras o el cine Azteca de Eagle Pass o…quien sabe que otras propiedades? ¿Será? ¡Ay, me fui a “Memolandia”!

Pasando al tema personal; ¿No te parece estupendo vivir libre, sin guardar resentimientos, sin odiar nada ni a nadie? ¿Quitarte ese peso de encima? Por eso no pierdas tiempo… perdona y olvida.


¡Feliz domingo! ¡Abrazote de oso!

¡Perdona y olvida!


Lic. Norma V. Alvarado Mtz.
E-mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Twitter: @NORMAVALVARADO
Facebook: Norma Alvarado
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2