×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
16 Septiembre 2020 04:00:00
Periodismo y política
Escuchar Nota
El destino del chihuahuense César Duarte lo selló el triunfo de Javier Corral en 2016. Las elecciones de ese año anticiparon la debacle del PRI en las presidenciales de 2018 y lo enviaron a las catacumbas quizá definitivamente. Corral compitió con Duarte por la gubernatura en 2010 y perdió por un margen de 16 puntos; seis años después, enfrentó a su delfín Enrique Serrano -exalcalde de Ciudad Juárez-, a quien derrotó por una diferencia de más de 100 mil votos.

Corral es uno de los líderes de oposición más visibles y congruentes. El 22 de enero de 2015, en una de las audiencias públicas celebradas en el Senado para analizar la iniciativa de seguridad de Peña Nieto, el panista se plantó frente a su paisano y desplegó una manta con la leyenda: «#VeteDuarte. Qué vergüenza que en estas audiencias participe el corrupto César Duarte, sujeto a proceso penal. #NoMásCorrupción». Sin credibilidad ni argumentos de defensa, el priista lanzó dardos contra Raúl y Roberto Corral, hermanos del senador: el primero -dijo- fue sentenciado en Estados Unidos por narcotráfico; y al segundo se le acusó de fraude financiero.

La vena combativa de Corral le viene del periodismo. A los 11 años se inició en la gaceta estudiantil El Chisme. En esa primera etapa recibió del vicepresidente de Estados Unidos, Walter Mondale, el Premio Internacional de Periodismo en la Casa Blanca. Posteriormente colaboró en El Fronterizo y en el Diario de Ciudad Juárez. Su columna Rotafolio se publicó en 40 periódicos y el Club de Periodistas de México le concedió el Premio Nacional en el género de artículo de fondo.

En 1982 Corral se afilió al PAN donde tampoco ha sido una perita en dulce. En el debate por la presidencia de Acción Nacional (2015) puso a Ricardo Anaya contra las cuerdas: «Si alguien ha actuado parecido al PRI y más ahora al Partido Verde, eres tú; si alguien ha utilizado sus cargos públicos para promoverse personalmente eres tú; has incluso utilizado recursos públicos de la Cámara de Diputados para promoverte en tu candidatura por la presidencia del partido».

También ha afrontado al presidente López Obrador por el manejo de la pandemia de Covid-19, el supuesto complot del Bloque Opositor Amplio (BOA) y el conflicto del agua, sin caer en la trampa de ver únicamente lo negro de la 4T. El apoyo federal para poner en servicio hospitales inaugurados por Peña Nieto y Duarte, sin estar terminados, no está condicionado, dice. Sobre la detención de Duarte, el 8 de julio en Miami, recapitula: «Es un triunfo contra la impunidad de la que gozó hasta el día de hoy por la protección que le brindó el expresidente de la república Enrique Peña Nieto».

El mismo Peña está en la picota por las acusaciones de Emilio Lozoya en relación con los casos de Agro Nitrogenados y Odebrecht. También los Moreira, protegidos de Los Pinos en el sexenio anterior, deberían poner sus barbas a remojar. Lozoya pactó información a cambio de penas menos severas. La captura de Duarte durante la entrevista AMLO-Trump en Washington no fue casual. «Debo agradecer y reconocer la voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador para concretar la extradición de este prófugo; la voluntad del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero; y la de Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores», declaró Corral. (Reporte Índigo, 08.07.20). Así es como el periodista hace política.
Imprimir
COMENTARIOS