×
Aida Sifuentes
Aida Sifuentes
ver +
Es originaria de Sabinas, Coahuila. Egresó de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila y actualmente estudia ingeniería civil en la misma universidad. Colaboró en el Centro Cultural Vito Alessio Robles como correctora de estilo, y se ha desempeñado como periodista cultural. Es ajedrecista profesional y lectora por vocación.

" Comentar Imprimir
04 Febrero 2018 03:00:00
Pía Cramling: una mujer a quien seguir
Justo por estas fechas pero del año pasado escribí en Twitter: en un mundo de Kardashians, sé una Pia Craming, referente a la importancia de no sólo velar por el aspecto físico o la popularidad, sino en trabajar por la producción intelectual.

Esta semana Pía nos ha recordado que cuando se trabaja con dedicación y constancia todo es posible, al declararse a los 54 años ganadora femenil de la edición XVI del torneo Tradewise Gibraltar, que es el abierto de ajedrez más fuerte del mundo, donde cualquier jugador puede enlistarse para retar a la élite.

La sueca concluyó el torneo sin perder una sola partida ¡y con un performance de 2, 656 puntos! -el performance quiere decir, la fuerza de juego promediada con el ELO de los oponentes-. Además, se llevó a casa la bolsa de 15 mil libras esterlinas, poco menos de 400 mil pesos mexicanos.

Esta victoria nos hace reflexionar sobre la importancia de trabajar constantemente y de luchar para superarnos a nosotros mismos. A pesar de que en el ajedrez la edad no sea un tabulador indispensable para vencer, hay pocos ajedrecistas de élite que tengan más de 45 años: Vasili Ivanchuck de 48, o Nigel Short con 52, son algunos de los contados ejemplos.

La proeza realizada por Pía nos enseña que jamás hay que rendirnos cuando se trata de algo que amamos, durante toda su vida su carrera ha estado plagada de éxitos los cuales no aminoran a pesar del tiempo.

En febrero de 2017, Pía logró llegar a los octavos de final del mundial femenino realizado en Teherán, donde se enfrentó a las jugadoras más formidables del planeta.

La ajedrecista sueca es un ejemplo de vida y debería convertirse en el ídolo femenino: no sólo posee una belleza admirable, es inteligente, tenaz y con una sencillez que la corona. Sigamos a las personas que vale la pena imitar.

Por: Aida Sifuentes
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2