×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
02 Abril 2017 03:10:00
Plan con maña
EL PRI ESTÁ PREOCUPADO Y no la tiene fácil. En la encuesta realizada por el diario Reforma, publicada el jueves pasado, hay un empate técnico entre los candidatos del PRI y del PAN para las próximas elecciones a Gobernador en nuestro Estado.

OFICIALMENTE HOY INICIAN LAS CAMPAÑAS, una gran interrogante es qué hará el PRI para conservar el poder y, por otro lado, qué hará la oposición para ganar la gubernatura. Seguramente los cuartos de guerra de los candidatos están afilando sus cuchillos para la batalla que se avecina, en las que el descrédito y la descalificación del rival estarán a la orden del día así como el ofrecimiento de una ristra de promesas que difícilmente cumplirán.

DESDE HACE SEMANAS EL TRABAJO sucio ya empezó. A la par de las descalificaciones, el reparto de tinacos, despensas y pinturas es un secreto a voces; para obtenerlos basta canjearlos por una copia de la credencial de elector.

POR LO PRONTO, AQUÍ EN Coahuila, parece haber cierto paralelismo con las estrategias que el PRI está utilizando en el Estado de México. Según el columnista Martín Moreno “los priístas -de aquella entidad- tienen preparada ya una estrategia tan canalla como antidemocrática, basada en tres ejes principales”.

EL PRIMER EJE –QUE TAMBIÉN en Coahuila se está dando- es desalentar el voto popular para que la gente no salga a votar, que triunfe el abstencionismo y confiar en la estructura territorial para ganar la elección. Para inhibir el voto se están manipulando –e inventando- las encuestas, donde el candidato oficial aparece como puntero, para así transmitirle a los votantes el mensaje ¿y para qué votar si nuestro candidato va a ganar? Además de reforzar la idea de ¿para qué cambiar si así estamos bien? O, si cambias de partido regresará la inseguridad.

DE ACUERDO CON MORENO, EL segundo eje consiste en postular algunos candidatos independientes para fraccionar el voto, diluirlo y disminuir las posibilidades de los otros candidatos y así, a final de cuentas, operar a favor del partido en el poder. En el caso de Coahuila está la candidatura del independiente Luis Horacio Salinas, hijo del ex alcalde de la capital del Estado y de carrera política reconocida dentro del PRI, y tío del candidato a la Presidencia Municipal del Revolucionario Institucional de la misma capital. Resulta difícil creer que alguien pueda ser independiente con tantos lazos sanguíneos.

LLAMA TAMBIÉN LA ATENCIÓN EL empecinamiento de la candidata a la gubernatura por el PRD, cuya cercanía con Moreira I es del dominio popular, y quien a sabiendas de que sus posibilidades son mínimas impidió que el PRD se sumara a la alianza opositora. Este empecinamiento es un claro ejemplo para diluir y desviar el voto que pudiera ser a favor de los otros candidatos de la oposición.

COMO TERCER EJE DE ESTA estrategia para conservar el poder, en caso de que el candidato oficial no repunte o se desplome en las encuestas, sería apoyar a otro candidato; el famoso “Plan B”. En el Estado de México se dice que la candidata del PAN sería apoyada, mientras en Coahuila se ha especulado –y no deja de ser un rumor- la posibilidad de que se negocie apoyar al candidato del PAN. En los entramados del poder todo es posible.

A DIFERENCIA DEL ESTADO DE México, donde se están repartiendo todo tipo de dádivas, así como la presencia proselitista de diferentes secretarios de Estado, aquí en Coahuila la entrega de apoyos y la presencia de altos funcionarios, han sido más modestos, sin embargo el trabajo subterráneo va en aumento.

POR LO PRONTO, LA FEPADE incautó una bodega en Torreón donde se encontraban apoyos provenientes del Fondo Nacional de Desastres Naturales, consistentes en 13 mil colchas, 1,500 productos de limpieza para el hogar, 300 cajas de despensa y más de 6 mil productos de limpieza personal, los cuales “presumiblemente han sido utilizados con fines electorales”, según la misma FEPADE. Aunque la investigación continúa cabe recordar que estos apoyos fueron entregados cuando el actual candidato del PRI era alcalde de Torreón.

CABE SEÑALAR QUE LA ENCUESTA realizada por el diario Reforma, también reveló que el 95 por ciento de la población en Coahuila considera que la situación debe cambiar definitivamente en nuestra entidad, que ya es tiempo de un cambio debido a los problemas de inseguridad y acusaciones de corrupción que se han intensificado durante las últimas administraciones. Efectivamente, el PRI la tiene difícil aunque tenga su plan con maña.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2