×
Rafael Loret de Mola
Rafael Loret de Mola
ver +
Rafael Loret de Mola Vadillo (Tampico, Tamaulipas; 25 de octubre de 1952). Periodista y escritor mexicano, conocido por ser uno de los más serios críticos del sistema político mexicano. Sus libros, muchos de los cuales han sido best-sellers, contienen información confidencial sobre numerosos actores políticos de México. Jamás ha sido desmentido públicamente.

" Comentar Imprimir
08 Agosto 2017 04:00:00
Planes soterrados
En la última semana de junio de 2015, Jaime Rodríguez Calderón, conocido como “El Bronco” –si bien sus opositores le califican como “muy mansito”, esto es como los toros que salen huyendo y brincan el callejón-, fue citado por el presidente de la República en la residencia oficial de Los Pinos. El “independiente” había ganado la gubernatura de Nuevo León, tras una larga trayectoria priista que le impulsó como alcalde de Garza García, diputado local y federal, y llegó puntual cumpliendo con el protocolo y sin permitirse la audacia de romper las sagradas reglas del sistema; sin embargo, a la hora de las negociaciones, como se dice en el rancho, “se montó en su macho”.

El perentorio dueño de la casona de Chapultepec le hizo varias propuestas a cambio de un apoyo incondicional a su gobierno pese a la endeble situación política de su invitado: Como gobernador, Rodríguez Calderón no tendría bancada propia en el Congreso local ni alcaldes incondicionales. Era una moneda en el aire con una enorme presión general sobre la posibilidad de abrir una compuerta para el finiquito de los partidos políticos cuya representatividad, a la baja, constituye uno de los factores que elevan el rencor entre los mexicanos por la ausencia de líderes, los acuerdos soterrados y las alianzas turbias.

El señor peña le pidió, en principio, no perseguir a su predecesor, Rodrigo Medina de la Cruz, a quien había exhibido durante su campaña; y el interpelado se negó aduciendo que proceder contra Medina era una bandera de campaña irreductible. Entonces, el mandatario federal solicitó que cumpliera pero sin dejar en la cárcel al susodicho, su amigo, a trueque de los apoyos ofrecidos. “El Bronco” se removió en el asiento y acabó cediendo, no sin antes puntualizar que esperaba igualmente el aliento presidencial si decidía competir para la Presidencia en su misma condición de “independiente”; y Peña, naturalmente, accedió comprometiéndole a suplir las debilidades de quien resultara postulado por el PRI ante la fuerza creciente de MORENA.

--Pan comido –le respondió Rodríguez Calderón-.

Pese a lo anterior, peña Nieto no se confió y comenzó, con los galanteos a la execrable yucateca Ivonne Ortega Pacheco, a quien aborrece la mayor parte de sus paisanos por sus descarados latrocinios y sus infames arbitrariedades –con su socia, Angélica Araujo, alcaldesa entonces de Mérida hizo crecer sus heredades alrededor de la capital yucateca y su ranchito de Dzemul se convirtió en latifundio-. En este punto, acaso para contrarrestar los arrebatos ambiciosos del neolonés, los “genios”, sin conocimiento de la geopolítica nacional, convencieron a la tal señora para que iniciara una precampaña presidencial absurda, simulando señalamientos de corto alcance contra la administración federal y preparando así el camino para otra candidatura “independiente” financiada por Los Pinos. No hay lealtad, ni la habrá, en quien ha sido capaz de traicionar al país.

Esta es la triste historia de los personajes cuya verdadera misión es cerrar los conductos y canales para los auténticos independientes quienes buscan, a tiempo, un escape para evitar el estallido que se prevé. Ya hablaremos sobre ello.

E-Mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5 6