×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
12 Octubre 2017 04:00:00
Pleito natural
Hace 20 años participé con un grupo de distinguidos pintores coahuilenses integrantes de la Asociación de Artistas de Coahuila. Me honraron al pedirme que redactara las cédulas para una colección de cuadros cuyo tema abordaba el ecocidio cometido por el ser humano, con la intención de reforzar el mensaje pictórico, claro ya de sí. Comparto, dos décadas después, estas frases, vigentes todavía muy a pesar de todos.

-Fuimos hechos para caminar sin herir las piedras. ¿Por qué, entonces, tropezamos?
-El grito de la naturaleza, estruendoso pero sabio, otorga la esperanza de la renovación.

-Tus plumas -ave que antes fuiste Dios- se esconden en el rojizo temor de volverse nada.

-¿Acaso algún día seremos capaces de entender su canto que llora sangre?
-Manos niñas abren las ventanas en el aire puro de lo que, todavía puede ser.
-Tú, cazador ¿más valen tus trofeos que el pavor de las criaturas?
-Después de todo ¿podemos soñar, todavía, con la vida?
-Las manchas del jaguar se decoloran. Biblioteca de historia natural.

-Ni siquiera ahogados en la propia miseria nos atrevemos a mirar.

-Tan dios se siente el hombre que hasta su propia vida rompe.

- Hombre: te maravillas en la estampida de la extinción. ¿Quién será tu cazador?
- La voz femenina, silenciosa, mata de química y de inercia su interior.
- Ya solo espectadoras, rencorosas frondas, protestan con el desierto de sus vidas.

- Tarde, evadimos nuestras propias manos destructoras, y los mismos ojos asesinos se espantan de sus actos.

- Aquí, bondadoso dios nos deja lo que no se nombra ni se muere: Se mata.
-No son suficientes los plumajes, no bastan los colores ni los cantos. ¿Qué nos maravillará entonces?
-La máquina no ordena, ejecuta. ¿Aprenderemos al fin a gobernar?
- Somos nido, calor, origen. Somos todos uno mismo.

(.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo))
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5 6