0
×
1
Redacción
Redacción
ver +

" Comentar Imprimir
08 Enero 2017 03:50:00
Polémica por nueva refinería en Laredo
POR DAVID DORANTES: No cabe duda que el sector energético es polémico por sí sólo, particularmente desde la última década, cuando la postura de los movimientos ambientalistas internacionales se empató con el repunte de las tecnologías alternativas que son amigables con el medio ambiente y tomó más fuerza cuando Al Gore, exvicepresidente de Estados Unidos, lanzó su cruzada mundial para difundir sobre el calentamiento global.

Desde noviembre de 2016 empezó una polémica en Laredo, Texas, teniendo como contexto las oportunidades que brinda la reforma energética mexicana y que los empresarios texanos pretenden capitalizar. Resulta que existe un proyecto de 500 millones de dólares de Raven Petroleum para construir una refinería en el condado de Duval, para procesar 50 mil barriles diarios de petróleo crudo ligero proveniente de la cuenca Eagle Ford Shale, con la finalidad de producir derivados que venderán en México. Cabe hacer mención que la última refinería que se construyó en Estados Unidos fue hecha por Marathon Petroleum Corporation en Garyville, Lousiana, misma empresa que ya tiene presencia en la ciudad texana de Kenedy, donde tuve la oportunidad de presenciar sus procesos.
Aunque parece un nuevo proyecto local que se ubicaría al sur de Laredo, Texas, lo traigo a este espacio pues su contexto es muy similar al que se vive en México.

En las últimas elecciones que cubrí en Laredo, Texas, –en 2014–, para la posición de juez del condado de Webb se había complicado pues aparentaba que no habría una buena contienda por los candidatos que se perfilaban. Casi al cierre del registro, de la nada surgió un personaje que era poco conocido en los círculos del poder en la ciudad, pero que resultó ser muy carismático y con fuerte poder adquisitivo. Ranchero y empresario del sector energético, de donde comentaban que provenían los recursos para su campaña, ahora es uno de los impulsores del proyecto Raven Petroleum. Sin duda, esto tiene una similitud en la política mexicana.

Entre las voces que están en contra de este proyecto, con quien conversé brevemente, es Louis H. Bruni, un empresario que también ocupó el cargo de juez del condado de Webb, es decir, conoce bien el área, por lo que puntualiza que este proyecto creará trabajo, pero también creará una cantidad infinita de contaminación así como residuos tóxicos que dañan las tierras, además de las fuentes de agua en las zonas aledañas. Sin embargo, Raven Petroleum en su sitio web señala “hemos recibido apoyo positivo de los funcionarios locales del condado y la oficina del Gobernador de Texas con respecto al permiso y desarrollo del proyecto”.

Conversando con Salvador Rosas Quintanilla, quien actualmente es asesor del Gobernador de Tamaulipas y que en su tiempo de diputado local promovió la construcción de cinco refinerías privadas en México ubicando la primera en Matamoros, me comenta que estos proyectos privados –ya presentado por Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía– están detenidos. “Sólo dan largas, porque quieren el impacto social”. Ciertamente, ya todo México vio el impacto social con el desabasto. ¿Usted qué opina? http://www.daviddorantes.mx
Imprimir
COMENTARIOS


9

1 2
  • 3 4
  • 0
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95