×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2017 03:00:00
¿Por qué fracasó Acereros?
La temporada 2017 tendrá a los mismos cuatro equipos enfrentándose en las Semifinales de la Liga Mexicana de besibol.

Tijuana,Yucatán, Pue-bla y Monterrey juegan a partir de este jueves por el derecho de competir por el pase a la serie de campeonato, en algo que podría convertirse en costumbre, durante los próximos años.

Mientras los primeros dos eran invitados naturales a esta instancia desde el principio de la campaña, Puebla y Monterrey resultaron sorpresas, no sólo por lo que hicieron en el terreno de juego, sino por lo ligado que sus campañas estuvieron a los Acereros de Monclova.

Es bien sabido que luego de que Puebla quedara campeón el año pasado, en la primera campaña de Gerardo Benavides como dueño, el equipo prácticamente fue transferido a Monclova buscando que la misma hazaña se repitiera en el centro de Coahuila, pero el experimento falló.

Los Acereros fueron eliminados en la primera ronda ba-rridos por los Sultanes, quienes mantuvieron prácticamente al mismo equipo del año pasado y cambió su fórmula de grandes contrataciones por una de continuidad, con el mismo cuerpo de coaches, aunque con ajustes en la directiva.

La derrota de Monclova fue mucho más notoria porque del otro lado, su hermano menor, al que desmantelaron para afirmar su triunfo, barrió a los Tigres y se vio sólido para enfrentar de nuevo a un equipo de Leones que el año pasado fue
sorprendido.

Aunque los Pericos fueron campeones el año pasado, el éxito no se dio de la noche a la mañana, pues durante las tres temporadas anteriores estuvieron en postemporada o luchando por un puesto de comodín.

La base que se nutrió con buenos refuerzos con la llegada de la nueva directiva en 2016, dio como resultado un título, pero ¿por qué no resultó en Monclova?

De los 21 jugadores que fueron transferidos de inicio desde Puebla, pocos terminaron la temporada, algunos como Nyjer Morgan salieron de la organización durante el primer mes de juegos.

La base con la que los Acereros había alcanzado una final en el 2015 y que ganó 69 juegos el año pasado, fue desarmada y enviada a varios equipos para dar lugar a lo que pretendía ser un superequipo.

Pero la experiencia acumulada por ese grupo también se fue con ellos, por lo que ni la llegada de estrellas como Manny Rodríguez, Carlos Quentin, Justin Greene y lanzadores como Franklin Morales o Charles Gaudin fueron suficientes para lograr el objetivo.

EN TRES Y DOS

Son esos elementos intangibles los que llevaron a equipos de ligas mayores como los Yankees a cambiar toda una filosofía de grandes firmas y contratos multimillonarios, para ir por la base de formar jugadores que crezcan con la mentalidad de una institución.

Años después de que se dejara de firmar grandes nombres, los Yankees empiezan a ver frutos de esa nueva forma de pensar, con un futuro prometedor.

Tal vez en una liga como la mexicana, no se tenga tanta oportunidad de esperar años para ver resultados, pero por lo pronto quedó comprobado que cambiar el dinero por años de trabajo no deja frutos inmediatos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2