×
Francisco Martín Moreno
Francisco Martín Moreno
ver +
Autor de 27 novelas históricas, conferencista, columnista, conductor de TV, apasionado investigador de la cara oculta de México.

" Comentar Imprimir
24 Noviembre 2020 04:00:00
¿Por qué no crecemos?
Escuchar Nota
La historia de México ha transcurrido sin poder construir una auténtica democracia, ni, por lo tanto, un eficaz estado de derecho que impulsara el desarrollo nacional y garantizara una evolución social civilizada. Los mexicanos tenemos la violencia en la punta de la lengua, afirmación que se confirma con tan solo estudiar los terribles insultos y amenazas, por lo general anónimas, existentes en las redes sociales. De tal suerte, ante la imposibilidad material de iniciar siquiera un proceso de reconciliación debido a los históricos rencores acumulados, resulta muy complejo tomarnos de la mano para edificar el país incluyente con el que todos soñamos. El resentimiento aflora a cada paso y en cualquier coyuntura.

“Que nadie se quede atrás”, sugiere la CEPAL en una declaración universalista e incluyente, pero ¿cómo lograrlo si México antes ocupaba la décima cuarta economía del mundo y en 2020 decreceremos en -10.5 que expandirá brutalmente el número de pobres, de marginados, sin olvidar que dicha catástrofe, iniciada antes de la llegada de AMLO al poder, en el momento mismo en que canceló el NAICM, impedirá también la incorporación de millones de jóvenes al mercado de trabajo, entre otros males mayores?

¿Cómo logarlo si los estudiantes asiáticos estudian cada vez más y mejor y en México, la calidad educativa es patética por diferentes razones, una peor que la otra, sin olvidar la alarmante deserción escolar? ¿Cómo lograrlo si la pobreza engloba la negación de opciones, de oportunidades y de participación efectiva en la sociedad y es una de las máximas expresiones de la vulneración de los derechos? ¿Cómo lograrlo si la mitad de los que nacen pobres, lo serán toda su vida y el 1% de la sociedad acapara el 22% de la riqueza?

La estrecha vinculación que existe entre la educación y las oportunidades presentes y futuras, complica las posibilidades de reducir las desigualdades y avanzar en el desarrollo social inclusivo.

¿Cómo lograr “Que nadie se quede atrás”, si el número de personas en situación de pobreza en México roza los 60 millones y continúa aumentando ante la errática política económica dictada por la 4T? ¿Cómo lograrlo si las tasas de fecundidad y el embarazo en la adolescencia, tienden a ser más altas en los hogares rurales que en los urbanos, por lo que se restringe severamente el acceso al bienestar?

¿Cómo lograrlo si en el primer trimestre y el tercero de 2020, la pobreza laboral significó un incremento de alrededor de 11.2 millones de personas en pobreza laboral? ¿Cómo lograrlo si aumentó la pobreza laboral en 28 de las 32 entidades y el 44.5% de los trabajadores no tiene ingresos suficientes para cubrir la canasta alimentaria básica familiar?

¿Cómo lograrlo si el trabajo infantil, una grave violación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes representa un obstáculo para el desarrollo social inclusivo? ¿Cómo lograrlo ante la evasión y elusión fiscales, a lo que deben sumarse las inversiones públicas improductivas y la monstruosa desviación de recursos a la compra de voluntades electorales?

¿Cómo lograrlo si México es uno de los países más violentos del mundo y el número de homicidios dolosos se eleva 70 mil personas en la presente Administración, sin olvidar a las decenas de miles de desaparecidos? ¿Cómo lograrlo si además de las de-

sigualdades de acceso a los servicios, la población que vive en tugurios, asentamientos informales y viviendas inadecuadas, está a menudo más expuesta a mayores problemas ambientales y sanitarios y a los riesgos relacionados con el cambio climático?

¿Cómo lograrlo? Suscribamos un pacto nacional, un pacto por el respeto, el perdón y la confianza entre todos nosotros. Una manera eficiente para desmantelar la violencia y el rencor, entre otras más, consiste en propiciar por todos los medios imaginables, el crecimiento económico con la consecuente generación de riqueza y la generación de empleos. Suscribamos un pacto social y político para erradicar la desigualdad en un contexto inclusivo nunca antes visto, solo así lograremos crecer.
Imprimir
COMENTARIOS