×
Químico del Amor
Químico del Amor
ver +

" Comentar Imprimir
26 Octubre 2020 04:00:00
¿Por qué no entienden tus indirectas?
Escuchar Nota
Esta pregunta es enviada por una amiga de redes sociales. En general hay dos opciones: es demasiado distraído o no le gustas tanto. Cuando te gusta mucho y es compañero de trabajo, es parte del grupo de amigos, estudian juntos, etc., después de dos meses en promedio tu cerebro se enamora y tu percepción de la realidad cambia: “el cerebro enamorado ve lo que tú quieres ver”, en cada sonrisa cordial, en cada mirada, en su tono de voz tú ves señales de esperanza y crees que solo es cuestión de tiempo y se enamorará de ti.

Es importante que comprendas cómo funciona el cerebro del varón, si fueran calificaciones de la escuela donde el mínimo aprobatorio es 7 y el máximo 10, él está esperando a su mujer de 10, pero saldrá con chicas de 7 u 8 (según su perspectiva) si las cosas son fáciles, si tú haces la mayor parte del esfuerzo aceptará la relación; por ejemplo: si tú le escribes primero o le marcas porque te desespera que él no lo hace y tú quieres saber cómo va su día, si tú tienes que pasar porque no tiene auto, o simplemente porque tú te ofreciste a hacerlo; si tienes que pagar las cuentas en las citas, ir a lugares donde él quiere y la mayoría de las veces hacer las actividades que él desea; hay reuniones donde eres la única dama entre puros varones porque él quería ver a sus amigos, pero tú insististe tanto que te llevó a fuerza; si le prestas tu auto o dinero y aun no son esposos o no viven juntos, etc.

En algún punto te cansarás de hacer la mayor parte del esfuerzo y empezarás a pedirle lo justo: que él haga lo mismo que tú haces por él, que te dé tu lugar ante todos, algunas veces ni te presenta como su novia, que te dé prioridad; es decir que deje un poco su gimnasio, sus amigos, su negocio, su empresa para estar más tiempo contigo, en ese justo momento cuando pidas el mismo amor y tiempo que das él sentirá que lo estás asfixiando, que lo presionas demasiado y te tachará de controladora; discutirá por cualquier excusa para dejar la relación, porque en realidad no se quiere esforzar, nunca lo deseó realmente pero tomó la oportunidad de estar en una relación donde él solo tiene que hacer el mínimo esfuerzo.

En esta etapa de la relación te darás cuenta que el amor lo ponías tú, esta relación funcionó hasta que te cansaste de dar, era como el negocio de tus sueños, pero que no te da dinero, lo hacías porque te gustaba mucho, en realidad querías que funcionara pero tu socio no ponía de su parte, solo estaba ahí porque tú querías. Naturalmente la relación pasa de ser tu relajación a ser tu estrés y se acaba. Te sientes utilizada, sientes que te mintió, pero en realidad fue tu cerebro enamorado el que te hizo ver cosas que nunca estuvieron ahí, porque cuando estamos enamorados nos aferramos a “nuestra historia de amor”; te dio muchas señales de que no te veía en su futuro, en el fondo pensaba que se podía conseguir algo mejor, tal vez no lo decía con palabras, pero su falta de interés, sus pretextos para verte cada vez menos, su apatía en tus proyectos personales y familiares eran datos claros de que no estaba tan entregado a la relación como tú.

A las damas que les va peor en el amor son las que buscan un cierto tipo de físico y estándar económico determinado, en su mente ya tienen al chico ideal y creen que cuando coincidan en la vida por efecto del destino ambos se gustarán demasiado; tendrán metas y valores en común y como es “el indicado” todo se dará solo, gustos similares, personalidades compatibles, etc.; sin embargo este tipo de pensamiento rígido sobre cómo debe ser “el indicado” te lleva a confiar en un completo desconocido solo porque tiene todo lo que tú buscas en un hombre, en realidad aún no lo conoces, pero el cerebro de una persona enamorada confía exageradamente en el ser amado, minimiza los defectos y ve los obstáculos de la relación como motivación, así que te enfocas en esta persona y pierdes tiempo valioso si el caballero no te corresponde como tú lo deseas.

En algunos casos el hombre es muy tímido y eres un diez para él; hay señales de lenguaje no verbal y en su conducta hacia ti para saber identificar si le gustas para un rato o le gustas para toda la vida.

¿Tienes una pregunta? Facebook: el químico del amor ¿Quieres rescatar la relación? Acude a sesión con tu servidor el Dr. Marco Aurelio, el químico del amor. ¿Quieres una pareja estable? Ingresa al club de solteros. Separa tu cita 844 100 0862.
Imprimir
COMENTARIOS